martes, 21 de mayo de 2013

¡¡¡HABLEMOS CLARO!!!


“...Denuncia a mi pueblo sus maldades y a la casa de Jacob sus pecados…”
Isaías 58, 1
El Sacramento del Matrimonio
 Parte II
“...Hasta que la muerte los separe…”

6-Usted podrá decirme, todo lo que esta expuesto aquí es correcto, pero...es muy difícil, vio Padre, los hombres son medios complicados para contenerse en lo sexual ¿Cómo le explico esto a mi esposo o a mi novio?. No se puede mantener esta solución, se me complica mucho; es más fácil y seguro los anticonceptivos o el profiláctico o el DIU; directamente me ligo las trompas y solucionado el problema.
Antes de dar una respuesta, descartamos como sabido que bajo ninguna circunstancia, aunque sea por amor (como hoy se dice), los novios no pueden mantener relaciones pre matrimoniales y moralmente es un pecado mortal, el cual debe confesar con arrepentimiento y deseos de corregirse y reparar.

7-En cuanto a las personas casadas por la Iglesia podría preguntarse: cuando  usted acepto casarse ¿no pensó en la responsabilidad que se sigue? ¿no se planteó que cada vocación encierra sus problemas, luchas y sacrificios? Y sino estaba preparado ¿para que asumió la construcción de un hogar, de una familia, de un matrimonio?. Si para comprar un auto o una casa, uno primero calcula cuales son las gastos a tener y si se va a poder llevar el peso de la deuda hasta saldarla ¿no es mas importante el matrimonio y los hijos? ¿Por qué no calculó antes? ¿se puso a pensar después de contraer el compromiso? ¡¡¡Qué inmaduro, irresponsable; se quiere justificar, pero a Dios no se le puede mentir; confiesa tu falta de control en tu sexualidad!!!; porque nunca se ha educado en la intimidad de su persona y tal vez dejó rienda suelta a todo lo indecente, tal vez para esa persona la masturbación, la pornografía, era lo normal; se plegó con la mayoría, nunca tomo con seriedad los consejos del sacerdote en la confesión (si los hubo); ni pensó en los mandamientos de Dios; no disciplino su voluntad que es flexible y torcida; se conformó con estar cómodo y seguir la corriente. Ese camino lleva no solo a la destrucción de su familia, de su hogar y de su matrimonio; lleva a la trágica perdición eterna de su alma; apartado de Dios para siempre en el infierno.

8-¿Por qué me dice todo esto? Porque su actitud demuestra un rechazo al sacrificio, quiere solo la comodidad egoísta; le parece insoportable abstenerse de las relaciones si hay una causa grave; y si no lo hay, no quiere lo hijos que Dios quiere mandarle, ignora voluntariamente el fin principal del matrimonio, y elige lo mas práctico, no quiere ni freno ni disciplina; puede engañase, engañar a los hombres; pero a Dios no, que cuando se encuentres después de su muerte en su juicio divino ¿Qué escusas podrá tener?. Si ahora no se arrepiente, se confiesas sinceramente y cambia, aprovechando la misericordia divina que le llama a una sincera conversión…¡¡¡Piénselo todavía hay tiempo!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar este blog