domingo, 14 de agosto de 2011

Carta de Su Excelencia Monseñor Andrés Morello


Dios Primer Servido
(Carta a los Fieles de Mendoza)


         “Todos aquellos que quieran vivir piadosamente con Cristo padecerán persecución” (Segunda Carta de San Pablo a San Timoteo cap. III, vers. 12)

Queridos Fieles:

                            Quiera Dios bendecirles. Bien quisiera poder verles y ayudar a los desvelos del Padre Ariel y de sus Religiosos para que todos sean fieles a la Fe, a la Religión, a la Santa Misa de nuestros mayores. Cuando nosotros aún no nacíamos, ni siquiera los más viejos; siglos y siglos antes, se celebraba en la Santa Iglesia la Santa Misa de idéntica manera a aquella a la cual Ustedes tienen la dicha de asistir cada domingo; se enseñaba el mismo Catecismo; se practicaban las mismas devociones y cantos; creían idénticamente lo mismo los Sacerdotes que celebraban ésta misma Misa a nuestros Próceres, aquellos que fundaron nuestra Nación y nos la legaron Católica, Libre y Soberana.
                            Nosotros no queremos cambiar nada, no somos Obispos o Sacerdotes, o Religiosos para innovar sinó para mantener y preservar. No nos dejemos engañar, asistimos a un proceso silencioso, paulatino y malicioso de suplantación de nuestra Fe Católica por una creencia distinta y opuesta a la enseñada por Papas y por Santos durante dos mil años.
                            Basten algunos ejemplos que no dejarán de asombrar, por no decir espantar:
   -   La Santa Fe Católica siempre nos ha enseñado la existencia de Dios, aún la más elemental filosofía lo exige y el sentido común lo postula. Quien negare su existencia reduciría a nada nuestra religión. Ahora bien Benedicto XVI dijo el 8 de abril del 2006 (edición de la fecha del Osservatore Romano): “Dios existe o nó, no hay más que dos opciones…En definitiva no se puede probar ni lo uno ni otro, pero la gran opción del cristianismo me parece una excelente opción”.

   -   Aún el Osservatore Romano en la edición del 4 de marzo del 2009 narra que en Sri- Lanka los católicos, con ocasión de una fiesta tradicional hindú, en la que se adora  a la diosa Shiva, pasaron también ellos una vigilia en las iglesias para pedir la paz y el bien de los civiles. Este fue el comentario del Padre Jayasegaran en dicho periódico vaticano: “Nosotros como los hindúes pasamos toda la noche adorando a Dios”.

   -   La Iglesia siempre procuró que los Estados fueran católicos, baste leer las Encíclicas de los Papas Pío IX, León XIII, San Pío X o Pío XI. Lo contrario es lo que nosotros llamamos la “laicidad de los estados”.
         Veamos lo que dijo en Italia el Senador Luigi Scalfaro, elegido Presidente de la República, defensor de la laicidad del estado, (Osservatore Romano 26 de abril del 2009): “Yo no aprendí la laicidad de los laicistas furibundos sinó del catecismo de los sacerdotes (los nuevos) …Las cosas que dije con ocasión de mi elección a la Presidencia de la República me fueron enseñadas por la Iglesia Católica Romana”. (Se entiende, después de los cambios).
                            Basten esos ejemplos para ver que estamos delante de una nueva religión que ya no es la Católica, como dijo San Atanasio en tiempos de los arrianos que negaban la divinidad de Nuestro Señor Jesucristo (Siglo V): “Ellos tiene los templos, nosotros tenemos la Fe”.
                            Ahora bien, la iglesia oficial, sus obispos y sacerdotes ¿Ponen el mismo empeño en atacarlos a Ustedes que en atacar a evangelistas, luteranos, mormones, hechiceros o demás? Claro que nó.  ¿Por qué? Porque sólo Ustedes, o con la palabra o con el ejemplo afirman la Religión de siempre que ellos están destruyendo. Sólo Ustedes son una bofetada en el rostro de aquellos que cambiando Misa, Doctrina y Sacramentos mancillan el rostro de Jesucristo. Los mormones son otra cosa, Ustedes son lo que ellos dicen que son sin serlo. Ustedes y nosotros no queremos cambiar lo que ellos están cambiando.
                            Dios primer servido. Necesariamente, entonces, la Misa que Él enseñó a decir a los Apóstoles, la misma doctrina enseñada por dos mil años; el mismo rechazo a los errores que siempre condenó la Santa Iglesia; los mismos Sacramentos como siempre fueron dados.
                            Amar la Verdad y servirla no será jamás un pecado.

                            Quiera Dios bendecirles,


                                       12 de agosto del 2011. Santa Clara de Asís.

                                                                + Mons. Andrés Morello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar este blog