domingo, 24 de mayo de 2015

María, auxilio de los cristianos

María, auxilio de los cristianos (en latín: Maria Auxilium Christianorum) es un título antiguo dado a la Santísima Virgen María, Madre de                                                Dios. Se originó hacia el año 345 con san Juan Crisóstomo, tomó fuerza con el Papa San Pío V en el siglo XVI y fue definitivamente popularizado con el desarrollo de las obras educativas y apostólicas de Don Bosco en el siglo XIX, en la advocación mariana de María Auxiliadora.
Hasta el siglo XIX, la advocación de María Auxiliadora se asoció fuertemente a la defensa militar de los bastiones católicos y ortodoxos en Europa, el norte de África y Medio Oriente frente a los pueblos no cristianos, muy especialmente los musulmanes. Precisamente bajo el pontificado de San Pío V, los pueblos euro-cristianos reunieron una importante fuerza militar para detener en la batalla de Lepanto (1571) el expansionismo del Imperio otomano por el Mediterráneo occidental. Mientras la Liga Santa encabezada por España e integrada por los Estados Pontificios, la República de Venecia, la Orden de Malta, la República de Génova y el Ducado de Saboya, derrotaron a la armada del Imperio otomano, el Papa había pedido a toda la cristiandad que rezara el rosario. En gratitud por la victoria, el Papa San Pío V instituyó la fiesta de la Virgen de las Victorias, después conocida como la fiesta del Rosario, a celebrarse el primer domingo de octubre, y agregó el título "auxilio de los cristianos" (Sancta Maria Auxilium Christianorum) a las letanías lauretanas. Con la popularización que los salesianos hicieron de la devoción a María Auxiliadora en todos los países en donde se abrieron    casas de Don Bosco, se dio el surgimiento de numerosos santuarios, entre los cuales el más célebre es precisamente el de la Basílica de María Auxiliadora en Turín. El título de María como «auxilio de los cristianos» forma parte hasta             hoy de las letanías lauretanas.















                                                                      Oración a María Auxiliadora
(Compuesta por San Juan Bosco)
¡¡Oh María Virgen poderosa! Tú, la grande e ilustre defensora de la Iglesia; Tú, Auxiliadora del pueblo cristiano; Tú, terrible como un ejército en orden de batalla; Tú, que sola destruyes los errores del mundo, defiéndenos en nuestras angustias, auxílianos en nuestras luchas, socórrenos en nuestras necesidades, y en la hora de la muerte, recíbenos en el eterno gozo. Amén





Avisos: Desde el lunes 25 de Mayo al sábado 30 de Mayo, la Santa Misa de las 19:00 hs, se rezará lahonor Santa Misa en  honor  del Espíritu Santo, por ser la Octava de Pentecostés



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar este blog