lunes, 13 de mayo de 2013

¡¡¡HABLEMOS CLARO!!!


“...Denuncia a mi pueblo sus maldades y a la casa de Jacob sus pecados…”
Isaías 58, 1
El Sacramento del Matrimonio
 Parte I
“...Hasta que la muerte los separe…”


1-Sin negar el amor humano, que debe ser mutuo entre los esposos (fin secundario); necesario para que el matrimonio prospere; esta unión es elevada por el mismo Jesucristo a la categoría de Sacramento. “Este misterio es grande (el Matrimonio); mas yo lo digo en orden a Cristo y a l Iglesia” (Efesios 5, 32).
2-Dios mismo dispuso que el matrimonio, fuera únicamente entre un hombre y una mujer; y que la unión de ambos produjera vida. “Dejara el hombre a su padre y a su madre y estará unido a su mujer” (Génesis 2, 24). Dios (creó) el matrimonio como fundamento de la sociedad, cuya célula es la familia. “...vendrán ha ser una sola carne” (Génesis 2, 24). Queda en evidencia la indisolubilidad y unidad del matrimonio, es decir “hasta que la muerte los separe”.
3-El fin principal del matrimonio, es la colaboración en la obra creadora de Dios, es decir la procreación, crianza y educación de los hijos. “Sed fecundo y multiplicaos, llenad la tierra y sometedla…”(Génesis 1, 28); esta cita bíblica es la bendición de Dios al primer matrimonio, aunque todavía no era sacramento...hoy pareciera que es una maldición los hijos, ¿Por qué?, he aquí algunas objeciones que común mente la gente utiliza para escudarse de sus malas decisiones:
-Nos casamos, pero hijos todavía no, no estamos preparados-¿hijos? Ni locos, hasta que tengamos casa propia y un trabajo seguro-tengo un hijo/a, con uno basta, nos vuelve locos-tengo la parejita es suficiente-no quiero tantos hijos, lo caro que salen y el trabajo que dan…-hay que ser padres responsables, uno trae hijos y…¿Cómo los cría después?-no soy coneja para tener tantos hijos, eso era antes cuando las mujeres vivían en el retraso-¡¡¡tantas cesarías!!! Es arriesgado para la vida y los partos normales insoportables-es peligroso para la salud la mujer se descalcifica-mi cuerpo se deforma, ya no atraigo a mi marido y se va con otra-con tantos hijos no tengo tiempo para mi ni para descansar-y tantas otras cosas que pueden tener alguna verdad, aunque mezclada con errores y sin tener en cuenta la causa de la situación planteada, sino solo efectos sueltos y con una mirada parcial y superficial.
4-La solución que hoy se da a los planteamientos ya citados, es categórica, impidamos los hijos a costa de lo que sea, el fin justifica los medios. La regla adecuada en moral para actuar en conciencia y de manera correcta: es tener en cuenta en la obra que uno realiza, para realizar el bien y evitar el mal, tres elementos fundamentales, los dos últimos dependen necesariamente del primero a saber:

A-Objeto: me refiero a la obra en si (buena o mala) ejemplo: tomo pastillas anticonceptivas. B-Fin: es decir para que realizo tal obra. Ejemplo: tomos pastillas anticonceptivas, porque no quiero mas hijos. C-Circunstancias: es decir todo lo que se despliega al realizarse la obra, lo que la rodea. Ejemplo: tomo pastillas anticonceptivas, porque no quiero tener mas hijos; ya que estoy enferma o ya que mi marido no quiere o las cosas no andan bien en el matrimonio etc.
5-Ahora comencemos a razonar con las siguientes preguntas: A-Si usted sufriera un robo en su casa de una suma importante de dinero y el ladrón le dice que es para ciertas personas pobres que lo necesitan mucho, ¿usted aceptaría esta situación?. Tal vez pueda responderme: esta bien que se ayude a los pobres pero el medio que se utiliza-el robo-, es malo, se puede solucionar el problema de otra manera.
 Ahora apliquemos esto a la moral matrimonial, no quiero tener hijos ¿Por qué? Supongamos que tengo una muy buena razón: estoy enferma, en suma pobreza; ¿como va espaciar los nacimientos? Y me responde con pastillas, profilácticos, DIU; pero esto está mal porque el medio que utiliza es incorrecto, pecaminosos y estamos en la misma situación planteada mas arriba; como lo es el caso de robar para dar de comer a los pobres. Cuantos Robin Hood  existen también en la moral matrimonial, que en vez de robar a los ricos para dar a los pobres, roba la vida de una criatura o impide por medios deshonestos la procreación y en el mejor de los casos por una razón grave de enfermedad o de pobreza extrema, pero utilizando medios malos (es por eso para que una obra sea buena objeto, fin y circunstancias deben ser buenos, sino moralmente no se la puede aprobar y si la materia es grave como es el caso que tratamos el pecado es mortal y no se puede comulgar y recibir la absolución en la confesión, si la persona no esta dispuesta a cambiar su manera de obrar)…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar este blog