jueves, 13 de octubre de 2011

12 de Octubre, Día de la Raza


El 2 de enero de 1492, en las almenas de Granada se alzó la enseña de Cristo, mientras que el estandarte de la Media Luna era arriado. En el mismo año, las carabelas avistaban América, precisamente el 12 de octubre, aniversario de la aparición de Nuestra Señora a Santiago, en el Pilar de Zaragoza
La España que nos conquista es la España de los Reyes Católicos, la de Isabel y Fernando; la España que nos educa es la España de Carlos V, ante todo, quien retomó la antigua noción romana de Imperio, según la cual todos los hombres eran considerados al modo de una gran familia, pero transfigurada por la idea de Imperio Católico como marco temporal de la expansión misionera del mensaje evangélico, entendiendo continuar el Imperio Carolingio y el Imperio Romano-Germánico; y también de Felipe II, bajo cuyo reinado «la cristiandad iberoamericana alcanzó su plenitud»

La  Hispanidad  es  quizás  la  alternativa  valedera  que  estamos  en  condiciones  de presentar frente al Nuevo Orden Mundial. Ya Pío XII pensaba (con gran valor profético) que el mundo hispánico podía constituir una disyuntiva a los grandes bloques de nuestro tiempo. «España tiene una misión altísima que cumplir –dijo en una de sus alocuciones–, pero solamente será digna de ella si logra totalmente de nuevo encontrarse a sí misma en su espíritu tradicional y en aquella unidad que sólo sobre tal espíritu puede fundarse. Nos alimentamos, por lo que se refiere a España, un solo deseo: verla una y gloriosa, alzando en sus manos poderosas una Cruz rodeada por todo este mundo que, gracias principalmente a ella, piensa y reza en castellano,  y  proponerla  después  como  ejemplo  del  poder  restaurador,  vivificador  y educador de una fe»... (Alocución del 17 de diciembre 1942).

Gracias España, Madre Patria, por traernos el Evangelio, a Cristo y a Nuestra Señora la Santísima Virgen.

Tomado de: www.espadacatolica.blogspot.com 

Buscar este blog