sábado, 6 de agosto de 2011

Transfiguración de Nuestro Señor Jesucristo

Esta fiesta nos recuerda la escena en que Nuestro Señor Jesucristo se apareció revestido de gloria, hablando con Moisés y Elías, ante sus tres discípulos preferidos, para afianzarlos en la fe de su resurrección futura. El Evangelio describe el cuadro, la Epístola hace alusión de ella. A nosotros nos debe servir para acrecentar nuestra confianza en la Resurrección gloriosa de nuestros cuerpos. Originalmente fue establecida por el Papa Calixto III, en 1456, para eterno monumento de la victoria de los cristianos sobre Mahomet II, orgulloso conquistador de Constantinopla y enemigo terrible del nombre cristiano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar este blog