domingo, 15 de mayo de 2011

15 de Mayo Domingo III después de Pascuas

(Evangelio según San Juan capítulo 16 versículos del 16 al 22)

“…Se gozará vuestro corazón: y ninguno os quitará vuestro gozo”

Cristo, ya no será visto por los Apóstoles de manera corporal, cuando se va a los cielos en la Asención… sin embargo “Jesucristo, se quedó verdadera, real y substancialmente, con su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad en la Sagrada Eucaristía o Comunión

También Cristo está presente por su gracia, trasmitiendo su vida divina, para que nos presentemos ante su Padre unidos a su Hijo y así poder Salvarnos, siendo partícipes  de la vida eterna.
Jesucristo está presente junto con el Padre y el Espíritu Santo, en el alma que se encuentra en gracia de Dios (no está en pecado mortal) y esta presencia se llama “In habitación Trinitaria” “Si alguno me ama, guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él, y en él haremos morada” (Juan 14,23).

Cristo es nuestro Salvador, nuestro Auxilio, nuestra fortaleza, nuestro amparo, nuestra vida, nuestro camino, porque sin Él nada podemos hacer.

“Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie va al Padre, sino por Mí” (Juan 14,6)

“Si me amáis conservaréis mis mandamientos” (Juan 14,15)

El verdadero gozo, la autentica alegría está presente en el alma que se deja restaurar por la gracia, dejemos que Dios actúe; Madre de Dios dame la gracia de ser dócil a la gracia de Tu Hijo Jesucristo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar este blog