domingo, 30 de junio de 2013

1° Comunión

En la solemnidad de San Pedro y San Pablo, el joven Emiliano Gomez y la señorita Ariana Gomez recibieron por primera vez a Jesús Sacramentado. 







Santos Pedro y Pablo

A ti te daré las llaves del reino de los cielos; todo lo que atares sobre la tierra, será atado también en los cielos. (Mateo, 16, 19).
San Pedro, el Príncipe de los Apóstoles, y San Pablo, el Doctor de las gentes, cementaron con su sangre los cimientos de la Iglesia romana. San Pedro murió crucificado. A San Pablo se lo decapitó, el año 69. Los dos tuvieron la dicha de confirmar, con la efusión de su sangre, la doctrina que habían predicado con tanta elocuencia y confirmado con tantos milagros. Nerón, no te imagines haber triunfado: para siempre permanece la gloria del combate a favor de estos ilustres mártires, y muy pronto depondrán a tus sucesores de su trono; los césares abandonarán el Capitolio y cederán su lugar a los sucesores de San Pedro.

MEDITACIÓN SOBRE SAN PEDRO Y SAN PABLO

I. San Pedro había sido testigo ocular de la mayoría de los milagros de Jesucristo, y, con todo, lo negó tres veces en la noche misma de su Pasión. ¡Cuánta es la fragilidad del hombre abandonado a su propia miseria! Humillémonos, trabajemos en nuestra salvación con temor y temblor. Pero no desesperemos: basta una sola mirada de Jesús para sacarnos del pecado. Lloremos, pues, a ejemplo de San Pedro, que derramaba un torrente continuo de lágrimas al solo recuerdo de su perfidia. ¡Que tus lágrimas sean como la sangre que brota de las heridas de tu corazón! (San Agustín).

II. San Pablo, de perseguidor de Jesucristo, llegó a ser el Apóstol de las gentes. ¿Qué somos nosotros? ¿Qué hemos hecho? Si nos hemos convertido como él, mantengámonos firmes en la virtud, y muramos antes que perder la gracia de Dios. Imitemos su paciencia en los sufrimientos, su celo por la salvación de las almas, su humildad, su amor por Jesucristo. Escuchemos lo que él nos dice: Sed mis imitadores como yo lo soy de Cristo.
III. Considera la honra que al presente reciben en la tierra estos dos Apóstoles. Los reyes, los emperadores y los papas se consideran dichosos de poder prosternarse ante las sagradas cenizas de un pescador y de un artesano, porque la santidad los ha hecho omnipotentes en el cielo. Ambiciosos: ¿qué son los honores del mundo, comparados a éstos? Regocijé monos de que Dios haya honrado tanto a sus servidores. Pero si los santos son así honrados en la tierra, ¿qué honores no recibirán en el cielo? Humillémonos, imitemos sus ejemplos y compartiremos su gloria.  La penitencia

ORACIÓN
Oh Dios, que habéis consagrado este día con el martirio de vuestros Apóstoles San Pedro y San Pablo, haced que vuestra Iglesia sea fiel en la observancia de los preceptos de los que han sido los primeros ministros de la santa Religión que ella profesa. Por J. C. N. S. Amén


Mes de Junio Dedicado al Sagrado Corazón de Jesús

Cada Día
Acto de Contrición

¡Dulcísimo Corazón de Jesús, que en este Divino Sacramento estás vivo e inflamado de amor por nosotros! Aquí nos  tenéis en vuestra presencia, pidiéndonos perdón de nuestra culpa e implorando vuestra misericordia. Nos pesa ¡oh buen Jesús! de haberos ofendido, por ser Vos tan bueno que no merecéis tal ingratitud. Concedednos luz y gracia para meditar vuestras virtudes y formar según ellas nuestros pobre corazón. Amén.

Día 30

DEMOS HOY GRACIAS AL SAGRADO CORAZÓN 
POR LOS BENEFICIOS QUE ESPERAMOS 
RECIBIR EN LA GLORIA

I
Las misericordias que dispensa el Señor acá en la tierra sus criaturas no son más que pálida sombra de las inefables que reserva para ellas en la eternidad feliz. El cielo ha de ser nuestro estado perfecto, allí será realizado el ideal más perfecto de dichas que pueda forjarse ahora el hombre en sus mas lisonjeros sueños.
Allí la salud sin el menor riesgo de enfermedad o molestia; allí la vida sin la dolorosa perspectiva de una muerte próxima o lejana; allí el amor sin tibieza ni desfallecimiento; allí la fiesta perpetua del alma sin tregua en el regocijo. El aleluya glorioso que allí se canta no es como acá, mezclado con los gemidos de la persecución o con los gritos del combate.

Medítese unos minutos

II

¡Gracias, Corazón de Jesús, gloria de los bienaventurados, sol esplendente de la felicísima ciudad de Dios! Gracias por esos dones que por Vos esperamos, y que mediante vuestra gracia, y nuestras buenas obras estamos seguros poseer!
¡Gracias, soberano Señor, gracias! Os las tributamos aquí rendidas y amorosas en este día de vuestro devoto mes, y anhelamos todos aquí presentes reunirnos con Vos en el cielo para cantárosla allí en unión del Padre y del Espíritu Santo, a quien sea toda alabanza, todo honor y toda gloria, por los siglos de los siglos! Amén...

sábado, 29 de junio de 2013

Mes de Junio Dedicado al Sagrado Corazón de Jesús

Cada Día
Acto de Contrición

¡Dulcísimo Corazón de Jesús, que en este Divino Sacramento estás vivo e inflamado de amor por nosotros! Aquí nos  tenéis en vuestra presencia, pidiéndonos perdón de nuestra culpa e implorando vuestra misericordia. Nos pesa ¡oh buen Jesús! de haberos ofendido, por ser Vos tan bueno que no merecéis tal ingratitud. Concedednos luz y gracia para meditar vuestras virtudes y formar según ellas nuestros pobre corazón. Amén.

Día 29

DEMOS HOY GRACIAS AL SAGRADO CORAZÓN
POR LOS BENEFICIOS RECIBIDOS EN EL
ORDEN DE LA GRACIA 


I

Si pródiga se ha mostrado conmigo la mano de Dios en el orden natural, no se lo ha mostrado menos en el orden de la gracia, o sea, el de los medios sobrenaturales que me ha concedido por mi justificación y para mi salvación eterna.
En el centro de su Iglesia me ha hecho nacer como en hermoso jardín que riegan caudalosos ríos y fecundan a todas horas abundantes lluvias. El Bautismo con que inició en la vida sobrenatural, los demás Sacramentos con que ella me robustece y sustenta, los santos ejemplos que para estímulo mío me hace admirar de continuo en rededor, la voz de sus ministros, la enseñanza de los buenos libros, los secretos toques con que ora despierta, ora aviva, ora quizá hasta resucita mi corazón. 
¡Oh Sagrado Corazón de Jesús! A Vos debo el manantial de estas gracias sin número ni medida, que sobre mi alma ha derramado la divina misericordia. Vuestras son, porque Vos nos las habéis merecido y proporcionado, porque es vuestro, el conducto por donde vinieron a mi alma necesitada. Sed Vos, pues, el conducto por donde a su vez vuelvan al Padre celestial los afectos de gratitud y reconocimiento de mi pobre corazón.

Medítese unos minutos

II

No hay minuto de mi vida en que no tenga algo que agradecer a la infinita bondad de Dios en orden a la gracia. Más fácil fuera contar las estrellas que tachonan el cielo en una noche serena, o las gotas de rocío que esmaltan el prado en una fresca mañana de Abril, que reducir a cifra las ilustraciones superiores con que esclarece Dios constantemente la noche de mi vida, o las gotas de rocío celestiales con que ablanda y fecundiza la aridez de mi corazón. La habitual distracción en que vivo y lo limitado de mi inteligencia, no me permiten sondear como quisiera esos misterios de la operación de Dios en mi alma por medio la gracia multiforme; conocimiento completo de ella no lo tendré sino a la luz de la gloria en la eternidad feliz. Hoy sólo puedo imperfectamente rastrearlos; pero aun así, bástame sólo mediana consideración de ellos, para que me confundan su inconmesurable riqueza, su magnífica variedad,  su poderosa eficacia. 
A Vos escojo para que paguéis por mí esta deuda de reconocimiento. Tomad, Vos, Jesús mío, los votos de mi alma y representadlos al Eterno Padre en unión del eterno himno de gracias que en la gloria suya le canta vuestro adorable Corazón. 

jueves, 27 de junio de 2013

Solemnidad de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, Promesas Simples Perpetuas

“En el nombre de la Santa e Individua Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, yo, Alberto Antonio Martinez, delante del Omnipotente y Sempiterno Dios, aunque indigno de estar en su presencia, confiado, sin embargo, en su suma Bondad e infinita Misericordia, delante  de la Bienaventurada Virgen María Reina del Santísimo Rosario de Pompeya, y del Glorioso Patriarca San José, de San Luis María Grignion de Montfort y de todos los Santos del Cielo, hago Promesas  Simples Perpetuas de Pobreza, Castidad y Obediencia a Dios, según el Estatuto  de la Sociedad Clerical Misioneros del Santísimo Rosario en vuestras manos, Reverendo Superior Padre Ariel Jesús Damin, Superior General de Nuestra Sociedad Clerical". 

Durante la Santa Misa en honor de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, el Clérigo Alberto Martinez realizó sus Promesas Simples Perpetuas. 






Mes de Junio Dedicado al Sagrado Corazón de Jesús

Cada Día
Acto de Contrición

¡Dulcísimo Corazón de Jesús, que en este Divino Sacramento estás vivo e inflamado de amor por nosotros! Aquí nos  tenéis en vuestra presencia, pidiéndonos perdón de nuestra culpa e implorando vuestra misericordia. Nos pesa ¡oh buen Jesús! de haberos ofendido, por ser Vos tan bueno que no merecéis tal ingratitud. Concedednos luz y gracia para meditar vuestras virtudes y formar según ellas nuestros pobre corazón. Amén.

Día 27

PIDAMOS HOY AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS
POR EL AUMENTO DE ESTA DEVOCIÓN EN 
NOSOTROS Y EN TODO EL 
MUNDO 

I

¿Podríamos dejar olvidada esta súplica entre las muchas que acabamos de dirigir estos días al Sacratísimo Corazón de Jesús? ¿Podríamos dejar de interesarnos vivamente en su presencia, para que cada día sea más ardiente en nosotros y en todo el mundo esta devoción? 
Vos quien a todos se dé a conocer  para que crezca  cada día el número de los que os aman y sirven. Sea yo uno de ellos, soberano Rey de las almas; avivad en mí vuestra amorosa llama: hacedme discípulo fiel, amigo fervoroso de vuestro Sagrado Corazón.

miércoles, 26 de junio de 2013

Mes de Junio Dedicado al Sagrado Corazón de Jesús

Cada Día
Acto de Contrición

¡Dulcísimo Corazón de Jesús, que en este Divino Sacramento estás vivo e inflamado de amor por nosotros! Aquí nos  tenéis en vuestra presencia, pidiéndonos perdón de nuestra culpa e implorando vuestra misericordia. Nos pesa ¡oh buen Jesús! de haberos ofendido, por ser Vos tan bueno que no merecéis tal ingratitud. Concedednos luz y gracia para meditar vuestras virtudes y formar según ellas nuestros pobre corazón. Amén.

Día 26

PIDAMOS HOY EL SAGRADO CORAZÓN
POR NUESTROS HERMANOS DEL
PURGATORIO

I
La Iglesia de Dios tiene hijos suyos necesitados aun fuera de este mundo, y tiene alivio también para estas necesidades de la otra vida. Entre los combates de la presente y el descanso final de la gloria, hay para muchas almas una plazo de expiación en que se purgan culpas todavía no purificadas, o se pagan deudas todavía no satisfechas. Este plazo de expiación, concedido por la misericordia de Dios y exigido por su justicia, es el Purgatorio.
El buen devoto del Sagrado Corazón de Jesús no puede menos de ser amigo del Purgatorio. Hay allí almas que un día fueron fervorosísimas, que oraron al pie de los mismos altares que nosotros, que sonrieron con las mismas alegrías cristianas y lloraron con idénticos dolores. Aman a Dios, le desean, tienen segura su próxima posesión. Pero esta dicha se les retarda hasta que sea completo el pago de sus atrasos. En sufragio de ellas admite Divino acreedor nuestras oraciones y obras buenas.

II

Es gran caridad la caridad para con las almas del Purgatorio. Los grandes Santos han sido todos en este punto muy fervorosos. La Iglesia nos da el ejemplo, mezclando en todos sus rezos y ceremonias el piadoso recuerdo de los difuntos.
¡Oh dulcísima comunicación  la de nuestros corazones con los de estos hermanos nuestros, por medio de la oración!
¡Padres, hermanos, amigos, bienhechores! ¡yo sé que me escucháis en el Corazón de Jesús y que por conducto de él recibís y agradecéis mi cariñoso recuerdo!
Aceptad por ellas nuestras preces, nuestras limosnas, nuestra Comunión, nuestras mortificaciones, nuestra devoción a Vos. Porque sabemos que os son queridas, las recomendamos a vuestra compasión. Los méritos de vuestra vida, Pasión y muerte; las lágrimas de vuestra Madre; las virtudes de vuestros santos; os servicios de vuestra Iglesia; todo os lo ofrecemos en pago de tales deudas, para que bondadosamente se lo apliquéis. 

martes, 25 de junio de 2013

Mes de Junio Dedicado al Sagrado Corazón de Jesús

Cada Día
Acto de Contrición

¡Dulcísimo Corazón de Jesús, que en este Divino Sacramento estás vivo e inflamado de amor por nosotros! Aquí nos  tenéis en vuestra presencia, pidiéndonos perdón de nuestra culpa e implorando vuestra misericordia. Nos pesa ¡oh buen Jesús! de haberos ofendido, por ser Vos tan bueno que no merecéis tal ingratitud. Concedednos luz y gracia para meditar vuestras virtudes y formar según ellas nuestros pobre corazón. Amén.

Día 25 

PIDAMOS HOY AL SAGRADO CORAZÓN 
POR LOS POBRES AGONIZANTES


I

La agonía son los últimos instantes concedidos a aquella alma antes de presentarse al tremendo tribunal. Son las últimas luchas entre la gracia de Dios y la sugestión del diablo, en aquel corazón que ambos se disputan toda la vida.
¡Oh Corazón divino, que agonizasteis en el huerto y en el Calvario! Sed luz y consuelo para todos los agonizantes; mirad bondadoso a estas almas privadas de todo humano consuelo.

Medítese unos minutos.

II

Un día seremos nosotros los que nos hallaremos en agonía. ¡Oh adorable Corazón de Jesús! Cuando me falte todo, y todo me desampare, no me dejareis vos. ¡ Oh Dulce Amigo mío! de Vos espero fortaleza y consuelo.
¡Oh amado corazón de Jesús! Por aquellas tres amarguísimas horas en que en el lecho de la Cruz os vieron cielo y tierra agonizante y moribundo, socorred en tales circunstancias a los hijos de vuestro Corazón. 

lunes, 24 de junio de 2013

Santo Matrimonio

Se unieron en el el vinculo del Sagrado Matrimonio el Señor Abraham Agustín Rosales y la Señora Fanny del Carmen Cortez. 













Mes de Junio Dedicado al Sagrado Corazón de Jesús

Cada Día
Acto de Contrición

¡Dulcísimo Corazón de Jesús, que en este Divino Sacramento estás vivo e inflamado de amor por nosotros! Aquí nos  tenéis en vuestra presencia, pidiéndonos perdón de nuestra culpa e implorando vuestra misericordia. Nos pesa ¡oh buen Jesús! de haberos ofendido, por ser Vos tan bueno que no merecéis tal ingratitud. Concedednos luz y gracia para meditar vuestras virtudes y formar según ellas nuestros pobre corazón. Amén.

Día 24

PIDAMOS AL SAGRADO CORAZÓN
POR LAS OBRAS DE PROPAGANDA CATÓLICA


I

Bajo el nombre de Propaganda católica entendemos todo el conjunto de trabajos encaminados a difundir nuestra sociedad la influencia de la Iglesia católica.
¡Oh Sagrado Corazón! Vos sois, el jefe de la Iglesia militante, haz que seamos con Vos un solo corazón y una sola alma, valerosos, valientes, defensores de la santa causa en pro de la salvación de las almas para llegar a la celestial recompensa

Medítese unos minutos.

II

¡Cuál gloriosos es ese ejercito creyente que de uno a otro confín del mundo lucha sin descanso por el nombre de Cristo y de su Iglesia; enfrentado al ejercito de error y corrupción que sigue la bandera de satanás!
Roguemos al Sagrado Corazón por el aumento, prosperidad y felices resultados del apostolado católico en nuestros días. ¡Que brille en todo el mundo la luz de la fe, que brille en la Santa Iglesia Romana! 
¡Oh Corazón sacratísimo de Jesús Danos fortaleza para llevar a cabo la empresa de vuestra santa religión!

domingo, 23 de junio de 2013

Domingo V después de Pentecostés

En el Domingo V después de Pentecostés, tuvimos dos matrimonios y ocho bautismos. 
El primer Matrimonio corresponde al Señor Manuel Ismael Verón y la Señora Jorgelina Hermelinda Luna. 






 Renacieron por medio de las aguas bautismales los niños: Giuliana Magalí Lourdes, Alejo Gabriel, Octavio Emanuel, Emiliano Alexis, Mauro Jesús, Luciano Nahuel, Carlos Lautaro y el joven Exequiel Alejandro García.  



































Buscar este blog