jueves, 30 de mayo de 2013

NO SE DEJE ENGAÑAR, CONOZCA SU FE


Pedro, Vicario de la Verdad
Parte I

 1-El “Sumo pontificado” o también llamado “Papado”, es instituido por el mismo Jesucristo, que se presenta a si mismos diciendo: “...Yo soy...la verdad” (San Juan 14, 8). “...Yo soy rey. Yo para esto nací y para esto vine al mundo, a fin de dar testimonio de la verdad. Todo el que es de la verdad, escucha mis voz” (San Juan 18, 37).

2-Antes de nombrar nuestro Señor a Simón Pedro, primer Papa, exigió de él, una confesión de fe, que no era creada por Simón, sino que venia del Padre Celestial; una doctrina sobrenatural y sumamente infalible; nos dice el Evangelios: “...Respondióle Simón Pedro y dijo: Tu eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo…” (San Mateo 16, 16).
3-¿Qué nos dice el magisterio (enseñanza oficial de la Iglesia) infalible (que no tiene error) de la Iglesia Católica con respecto a esta afirmación? Leamos el concilio Vaticano, convocado por el Papa Pio IX (1846-1878) “Los romanos pontífices...definieron que habían de mantenerse aquellas cosas que, con la ayuda de Dios, había reconocido ser conformes a la Sagradas Escrituras y a las tradiciones apostólicas; pues no fue prometido a los sucesores de Pedro el Espíritu Santo para que por revelación suya manifestaran una nueva doctrina, sino para que, con su existencia, santamente custodiaran y fielmente expusieran la revelación transmitida por los Apóstoles, es decir, el deposito de la fe...esta Sede de San Pedro permanece intacta de todo error, según la promesa de nuestro Divino Salvador hecha al príncipe de sus discípulos: “Yo he rogado por ti, a fin de que no desfallezca tu fe y tú, una vez convertido confirma a tus hermanos” (San Lucas 22, 32). Así, pues, este carisma de la verdad y de la fe nunca deficiente, fue divinamente conferido a Pedro y a sus sucesores en esta Cátedra, para que desempeñen su excelso cargo para la salvación de todos; para que toda la grey de Cristo, apartado por ellos del pasto venenoso del error, se alimentara con el de la doctrina celestial; para que, quitada la ocasión del cisma,  la Iglesia entera se conserve una, y, apoyada en sus fundamentos, se mantenga firmes contra las puertas del Infierno” (Denzinger –resumen del magisterio de la Iglesia-1836-1837).

4-Nuestro Señor, dejando en evidencia el presupuesto de la verdad infalible, que obligatoriamente deberá comunicar su vicario, ya que es el sello que demuestra que es un legitimo sucesor de San Pedro; y así instituye a Pedro (Piedra), diciendo: “...Y Yo te digo tu eres Pedro y sobre esta pierda edificaré mi Iglesia, y las puertas del infierno, no prevalecerán contra ella, y a ti te daré las llaves del Reino de los cielos. Y cuanto atares sobre la tierra será atado también en los cielos; y cuanto desatares sobre la tierra, será desatado también en los cielos” (San Mateo 16, 17-18).
Al citar este pasaje el Concilio Vaticano (Denzinger 1822-1823) afirma: “y solo a Simón Pedro confirió Jesucristo después de su resurrección la jurisdicción de Pastor y Rector supremo sobre todo el rebaño diciendo: “ apacienta mis corderos. Apacienta mis ovejas” (San Juan 21, 15 y ss)”…

Feria Quinta (Jueves) Sanctíssimi Corporis Christi (Del Santísimo Cuerpo de Cristo)

El objeto de esta fiesta es la conmemoración solemne de la institución del Santísimo Sacramento de la Eucaristía  El Jueves Santo, que fue sus día propio, estaba opacada esta fiesta, por los sufrimientos de Cristo. Hoy la Iglesia se presenta festiva y alegre.

La Fe Católica nos enseña que la Santísima Eucaristía, tiene dos aspectos que no se pueden negar, si se quiere profesar correctamente lo que Jesucristo nos ha revelado y ha confiado a la Iglesia como depositaria de la Verdad inmutable (que no cambia). La Sagrada Eucaristía es la vez SACRIFICIO y SACRAMENTO. 
A-La Sagrada Eucaristía como Sacrificio: nos dice el Catecismo del Papa San Pío X: pregunta 656-657. Santa Misa o Sacrificio Eucarístico.
  • El sacrificio de la Misa es sustancialmente el mismo de la Cruz, en cuanto al mismo Jesucristo que se ofreció en la Cruz es el que se ofrece por manos de los sacerdotes, sus ministros, sobre nuestros altares; más, en cuanto al modo con que se ofrece, el sacrificio de la Misa difiere del sacrificio de la Cruz, si bien gurda con éste la más íntima relación. 
  • Entre el Sacrificio de la Misa y el de la Misa y el de la Cruz hay esta diferencia y relación: que en la Cruz, Jesucristo se ofreció derramando su Sangre y mereciendo por nosotros (sacrificio cruento), mientras que en nuestro altares se sacrifica Él mismo sen derramamiento de sangre y nos aplica los frutos de su pasión y muerte (sacrificio cruento).
B-La Sagrada Eucaristía como sacramento: nos dice el Catecismo del Papa San Pío X: preguntas 598 y 614:
  • La Eucaristía es un sacramento en el cual, por la admirable conversión de toda la sustancia del pan en el Cuerpo de Jesucristo y de toda la sustancia del vino en su preciosa Sangre, se contiene verdadera, real y sustancialmente el Cuerpo, Sangre, el Alma y la Divinidad del mismo Jesucristo Nuestro Señor, bajo las especies del pan y del vino, para nuestro mantenimiento espiritual. 
  • Lo mismo bajo las especies del pan que bajo las especies del vino está todo Jesucristo vivo, en Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad.
  • Es la Doctrina infalible y perpetua (que no tiene error y para siempre) fué definida en el Concilio de Trento 1545-1563, en la sesión 13, Decreto sobre la Eucaristía y en la sesión 22, Doctrina acerca del Santísimo, Sacrificio de la Misa. 
El Espíritu Santo habló por boca del Papa que confirmó este concilio, estas enseñanzas  no pueden ser reformadas, reformuladas, ni siquiera por un papa en el futuro, si es verdadero y legítimo Papa, porque el Espíritu Santo no cambia, ni se contradice, ni se equivoca como los hombres. 

martes, 28 de mayo de 2013

lunes, 27 de mayo de 2013

Domingo I después de Pentecostés, Fiesta de la Santísima Trinidad


Santo Evangelio según San Mateo (28, 18-20)


“Id, pues, y haced discípulos a todos los pueblos bautizándolos en el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo…”

El misterio central de nuestra fe católica, se refiera a la vida íntima de Dios, es decir una sola divinidad en tres Personas. Esta realidad espiritual y sobrenatural, los cristianos que viven en gracia de Dios, han recibido el don de ser templos vivos del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. “¿No sabéis acaso que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios habita en vosotros?...” (I de Corintios 3, 16) “Si alguno de ama, guardará mi palabra y mi Padre lo amara, y vendremos ha el, y en el haremos morada” (San Juan 14, 16). “El que tiene mis Mandamientos y los conserva, ese es el que me ama; y quien me ama, será amado de mi Padre, y Yo también lo amare, y me manifestare a el” (San Juan 14, 21). Esta realidad que el mismo Dios uno y trino vive en nosotros se llama Inhabitacion trinitaria, si valoramos esta realidad, huiremos del pecado mortal; nos pondremos de corazón al servicio de la voluntad divina y tendremos gran preocupación de conformar nuestra vida con los mandamientos divinos. Cada decisión que tomemos se debe conformar con lo que creemos; y al dar un vistazo al mundo actual vemos una gran ausencia de Dios.
Con cuanta razón escribe San Juan en su primera Carta 4, 16: “Dios es caridad...y el que permanece en el amor en Dios permanece y Dios en el”. Cuida con mucho entusiasmo y perseverancia de vivir en gracia, asiste con atención y devoción a la Santa Misa frecuenta con sinceridad y humildad los sacramentos de la confesión y de la Santa Comunión, reza diariamente y estudia para aprender lo que creemos como católicos y así podremos obrar conforme a lo que creemos. Debemos tener una vida espiritual que tenga una fe viva, “...la fe que, obra por amor...” (Gálatas 5, 6)
Adoremos de corazón a al Santísima Trinidad: “Porque tres son los que dan testimonio en el cielo el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo y estos tres son uno…” (I de Juan 5, 7). Alegrémonos por la gracia, Dios nos ha hecho participes de su vida intima y solo por pura misericordia, quien puede entender el obrar de Dios. Frente al misterio de la vida intima de Dios solo queda adorar, someternos, amar y enmudecer toda lengua...

martes, 21 de mayo de 2013

¡¡¡HABLEMOS CLARO!!!


“...Denuncia a mi pueblo sus maldades y a la casa de Jacob sus pecados…”
Isaías 58, 1
El Sacramento del Matrimonio
 Parte II
“...Hasta que la muerte los separe…”

6-Usted podrá decirme, todo lo que esta expuesto aquí es correcto, pero...es muy difícil, vio Padre, los hombres son medios complicados para contenerse en lo sexual ¿Cómo le explico esto a mi esposo o a mi novio?. No se puede mantener esta solución, se me complica mucho; es más fácil y seguro los anticonceptivos o el profiláctico o el DIU; directamente me ligo las trompas y solucionado el problema.
Antes de dar una respuesta, descartamos como sabido que bajo ninguna circunstancia, aunque sea por amor (como hoy se dice), los novios no pueden mantener relaciones pre matrimoniales y moralmente es un pecado mortal, el cual debe confesar con arrepentimiento y deseos de corregirse y reparar.

7-En cuanto a las personas casadas por la Iglesia podría preguntarse: cuando  usted acepto casarse ¿no pensó en la responsabilidad que se sigue? ¿no se planteó que cada vocación encierra sus problemas, luchas y sacrificios? Y sino estaba preparado ¿para que asumió la construcción de un hogar, de una familia, de un matrimonio?. Si para comprar un auto o una casa, uno primero calcula cuales son las gastos a tener y si se va a poder llevar el peso de la deuda hasta saldarla ¿no es mas importante el matrimonio y los hijos? ¿Por qué no calculó antes? ¿se puso a pensar después de contraer el compromiso? ¡¡¡Qué inmaduro, irresponsable; se quiere justificar, pero a Dios no se le puede mentir; confiesa tu falta de control en tu sexualidad!!!; porque nunca se ha educado en la intimidad de su persona y tal vez dejó rienda suelta a todo lo indecente, tal vez para esa persona la masturbación, la pornografía, era lo normal; se plegó con la mayoría, nunca tomo con seriedad los consejos del sacerdote en la confesión (si los hubo); ni pensó en los mandamientos de Dios; no disciplino su voluntad que es flexible y torcida; se conformó con estar cómodo y seguir la corriente. Ese camino lleva no solo a la destrucción de su familia, de su hogar y de su matrimonio; lleva a la trágica perdición eterna de su alma; apartado de Dios para siempre en el infierno.

8-¿Por qué me dice todo esto? Porque su actitud demuestra un rechazo al sacrificio, quiere solo la comodidad egoísta; le parece insoportable abstenerse de las relaciones si hay una causa grave; y si no lo hay, no quiere lo hijos que Dios quiere mandarle, ignora voluntariamente el fin principal del matrimonio, y elige lo mas práctico, no quiere ni freno ni disciplina; puede engañase, engañar a los hombres; pero a Dios no, que cuando se encuentres después de su muerte en su juicio divino ¿Qué escusas podrá tener?. Si ahora no se arrepiente, se confiesas sinceramente y cambia, aprovechando la misericordia divina que le llama a una sincera conversión…¡¡¡Piénselo todavía hay tiempo!!!

domingo, 19 de mayo de 2013

Santo Bautismo en la Solemnidad de Pentecostés

Renació por medio de las aguas bautismales la niña Erika Valentina Puebla.








Domingo de Pentecostés


Santo Evangelio según San Juan (14, 23-31)
Nacimiento de la única Iglesia de Cristo, que es la única religión verdadera: “Católica Apostólica Romana” con la venida de Dios Espíritu Santo (leer Hechos 2, 1-11), sobre la Santísima Virgen María, San Pedro el primer Papa, los demás Apóstoles, primeros Obispos y demás personas reunidas en el cenáculo; nació de manera sobrenatural la Iglesia Católica y recibieron las fuerzas necesarias para poner en practica las enseñanzas de Jesucristo. La Jerarquía sagrada (Papa y Obispos), comenzaron a cumplir el mandato de enseñar la doctrina celestial, verdades necesarias para poder ser miembro del cuerpo místico de Cristo. La cabeza invisible de la Iglesia es Cristo, el vicario de Cristo o también llamada cabeza visible son los papas legítimos, su alma es el Espíritu Santo, podríamos destacar también que la siempre Virgen María al estar tan íntimamente unida a Cristo, es miembro privilegiado de la Iglesia, mediadora de todas las gracias e instrumento inmaculado y perfecto del Espíritu Santo (esta realidad de la Iglesia esta perfectamente explicada por el Papa Pio XII en su Encíclica Misticis Corporis).
Pentecostés, significa 50 días después de la Resurrección de Cristo. Al venir el Espíritu Santo y distribuir sus siete dones sagrados, dan un ambiente divino adecuado para que se desarrollen en nuestra alma, en su máxima potencia las virtudes llamas teologales: Fe (para creer en Dios y a Dios), Esperanza (confianza en la gracia divina y en las buenas obras que nos llevarán al cielo), y Caridad (amar con el amor divino tanto a Dios como al prójimo). Los siete dones del Espíritu Santo (leer Isaías 11, 1-3) Sabiduría (nos hace sabroso y experimental el conocimiento de Dios); Entendimiento (nos hace aceptar la verdades de fe, apoyados en la autoridad de Dios y ver el sentido profundo de la biblia); Consejo (juzga rectamente lo que hay que hacer de manera correcta en cada momento); Fortaleza (nos da la fuerza para superar peligros y dificultades y resistir lo malo de manera heroica); Ciencia (juzga rectamente las cosas creadas en orden a la vida eterna); Piedad (nos hace tener afecto de hijo (filial) a Dios Padre, a semejanza de su Hijo Jesucristo); y Temor de Dios (nos inspira respeto y reverencia a Dios, el cual al experimentar su bondad, no se le quiere faltar con el pecado y se tiene una delicadeza exquisita en la manera de obrar).
Las llamada gracias extraordinarias o carismáticas, no son necesarias para la salvación del alma y Dios las sabe dar a ciertas personas en vista de un bien mayor para los miembros de la Iglesia (ejemplo el don de lenguas, es decir hablar diferentes idiomas sin saberlos, los dio a los Apóstoles para poder transmitir mas fácilmente la doctrina católica a los judíos y paganos). San Pablo deja en claro en I de Corintios capitulo 13 que lo mas importante es la virtud de la caridad, junto con la fe y la esperanza.
Ponemos obstáculo al obrar del Espíritu Santo, que recibimos especialmente en el Sacramento de la Confirmación, cuando no luchamos contra el pecado venial o leve y permanecemos en la tibieza o mediocridad. Preguntémonos ¿Qué tiene que ver esta doctrina católica expuesta sobre el Espíritu Santo y sus dones, con todos los circos pentecostalista de sanadores y maestros del show? Si usted es católico no puede comportarse ni aceptar las doctrinas falsas de las sectas evangélicas y pentecostales que inclusive se han querido disfrazar de Iglesia Católica con los conocidos grupos carismáticos…Sea coherente y no se deje llevar por la sensibilidad, actúe como verdadero católico.

sábado, 18 de mayo de 2013

Veni Creator Spiritus


Veni Creator Spiritus (Latín)

Veni, Creator Spiritus,
Mentes tuórum vísita,
Imple supérna grátia,
Quae Tu creásti péctora.
Ven Espíritu Santo Creador
Ven, Espíritu Santo creador,
a visitar nuestro corazón,
repleta con tu gracia viva y celestial,
nuestras almas que tú creaste por amor.
Qui díceris Paráclitus,
Altíssimi dónum Déi,
Fons vivus, Ignis, Cáritas,
Et spiritális únctio.
Tú que eres llamado consolador,
don del Dios altísimo y Señor,
vertiente viva, fuego, que es la caridad,
y también espiritual y divina unción.
Tu septifórmis múnere,
Dígitus patérnae déxterae,
Tu rite promíssum Patris
Sermóne ditans gúttura.
En cada sacramento te nos das,
dedo de la diestra paternal,
eres tú la promesa que el Padre nos dio,
con tu palabra enriqueces nuestro cantar.
Accénde lumen sénsibus,
Infúnde amórem córdibus;
Infírma nostri córporis,
Virtúte firmans pérpeti.
Nuestros sentidos has de iluminar,
los corazones enamorar,
y nuestro cuerpo, presa de la tentación,
con tu fuerza continua has de afirmar.
Hostem repéllas longius,
Pacémque dones prótinus;
Ductóre sic Te prévio,
Vitémus omne nóxium.
Lejos al enemigo rechazad,
tu paz danos pronto, sin tardar,
y siendo tú nuestro buen guía y conductor,
evitemos así toda sombra de mal.
Per Te sciámus da Patrem,
Noscámus atque Fílium,
Teque utriúsque Spíritum,
Credámus omni témpore.
Concédenos al Padre conocer,
a Jesús, su Hijo comprender
y a ti, Espíritu de ambos por amor,
te creamos con ardiente y sólida fe.
Deo Patri sit glória,
Et Fílio, qui a mórtuis
Surréxit, ac Paráclito,
In saeculórum saécula. Amen.
Al Padre demos gloria, pues es Dios,
a su Hijo que resucitó,
y también al Espíritu Consolador
por todos los siglos de los siglos, honor. Amén.

lunes, 13 de mayo de 2013

¡¡¡HABLEMOS CLARO!!!


“...Denuncia a mi pueblo sus maldades y a la casa de Jacob sus pecados…”
Isaías 58, 1
El Sacramento del Matrimonio
 Parte I
“...Hasta que la muerte los separe…”


1-Sin negar el amor humano, que debe ser mutuo entre los esposos (fin secundario); necesario para que el matrimonio prospere; esta unión es elevada por el mismo Jesucristo a la categoría de Sacramento. “Este misterio es grande (el Matrimonio); mas yo lo digo en orden a Cristo y a l Iglesia” (Efesios 5, 32).
2-Dios mismo dispuso que el matrimonio, fuera únicamente entre un hombre y una mujer; y que la unión de ambos produjera vida. “Dejara el hombre a su padre y a su madre y estará unido a su mujer” (Génesis 2, 24). Dios (creó) el matrimonio como fundamento de la sociedad, cuya célula es la familia. “...vendrán ha ser una sola carne” (Génesis 2, 24). Queda en evidencia la indisolubilidad y unidad del matrimonio, es decir “hasta que la muerte los separe”.
3-El fin principal del matrimonio, es la colaboración en la obra creadora de Dios, es decir la procreación, crianza y educación de los hijos. “Sed fecundo y multiplicaos, llenad la tierra y sometedla…”(Génesis 1, 28); esta cita bíblica es la bendición de Dios al primer matrimonio, aunque todavía no era sacramento...hoy pareciera que es una maldición los hijos, ¿Por qué?, he aquí algunas objeciones que común mente la gente utiliza para escudarse de sus malas decisiones:
-Nos casamos, pero hijos todavía no, no estamos preparados-¿hijos? Ni locos, hasta que tengamos casa propia y un trabajo seguro-tengo un hijo/a, con uno basta, nos vuelve locos-tengo la parejita es suficiente-no quiero tantos hijos, lo caro que salen y el trabajo que dan…-hay que ser padres responsables, uno trae hijos y…¿Cómo los cría después?-no soy coneja para tener tantos hijos, eso era antes cuando las mujeres vivían en el retraso-¡¡¡tantas cesarías!!! Es arriesgado para la vida y los partos normales insoportables-es peligroso para la salud la mujer se descalcifica-mi cuerpo se deforma, ya no atraigo a mi marido y se va con otra-con tantos hijos no tengo tiempo para mi ni para descansar-y tantas otras cosas que pueden tener alguna verdad, aunque mezclada con errores y sin tener en cuenta la causa de la situación planteada, sino solo efectos sueltos y con una mirada parcial y superficial.
4-La solución que hoy se da a los planteamientos ya citados, es categórica, impidamos los hijos a costa de lo que sea, el fin justifica los medios. La regla adecuada en moral para actuar en conciencia y de manera correcta: es tener en cuenta en la obra que uno realiza, para realizar el bien y evitar el mal, tres elementos fundamentales, los dos últimos dependen necesariamente del primero a saber:

A-Objeto: me refiero a la obra en si (buena o mala) ejemplo: tomo pastillas anticonceptivas. B-Fin: es decir para que realizo tal obra. Ejemplo: tomos pastillas anticonceptivas, porque no quiero mas hijos. C-Circunstancias: es decir todo lo que se despliega al realizarse la obra, lo que la rodea. Ejemplo: tomo pastillas anticonceptivas, porque no quiero tener mas hijos; ya que estoy enferma o ya que mi marido no quiere o las cosas no andan bien en el matrimonio etc.
5-Ahora comencemos a razonar con las siguientes preguntas: A-Si usted sufriera un robo en su casa de una suma importante de dinero y el ladrón le dice que es para ciertas personas pobres que lo necesitan mucho, ¿usted aceptaría esta situación?. Tal vez pueda responderme: esta bien que se ayude a los pobres pero el medio que se utiliza-el robo-, es malo, se puede solucionar el problema de otra manera.
 Ahora apliquemos esto a la moral matrimonial, no quiero tener hijos ¿Por qué? Supongamos que tengo una muy buena razón: estoy enferma, en suma pobreza; ¿como va espaciar los nacimientos? Y me responde con pastillas, profilácticos, DIU; pero esto está mal porque el medio que utiliza es incorrecto, pecaminosos y estamos en la misma situación planteada mas arriba; como lo es el caso de robar para dar de comer a los pobres. Cuantos Robin Hood  existen también en la moral matrimonial, que en vez de robar a los ricos para dar a los pobres, roba la vida de una criatura o impide por medios deshonestos la procreación y en el mejor de los casos por una razón grave de enfermedad o de pobreza extrema, pero utilizando medios malos (es por eso para que una obra sea buena objeto, fin y circunstancias deben ser buenos, sino moralmente no se la puede aprobar y si la materia es grave como es el caso que tratamos el pecado es mortal y no se puede comulgar y recibir la absolución en la confesión, si la persona no esta dispuesta a cambiar su manera de obrar)…

jueves, 9 de mayo de 2013

Solemnidad de la Ascensiónn del Señor


"Expedit vobis ut ego vadam" (Io 16, 7) "Os conviene que Yo me valla..." 

La ascensión de Cristo es causa de nuestra salvación de dos modos: uno, por parte nuestra; otro, por parte de El. Por nuestra parte, en cuanto que, por la ascensión de Cristo, nuestro espíritu se polariza en El. Pues por su ascensión, como arriba se ha dicho (a.1 ad 3), primero, se da lugar a la fe; segundo, a la esperanza; tercero, a la caridad. Cuarto también, porque así aumenta nuestra reverencia hacia El, al no considerarlo ya como hombre terreno, sino como Dios celestial, tal como lo dice también el Apóstol, en 2 Cor 5,16: Aunque conocimos a Cristo según la carne; esto es, mortal, teniéndolo sólo por un hombre, como lo expone la Glosa, ahora, en cambio,ya no lo conocemos (así).

Y por parte de El, en cuanto a lo que hizo, al ascender, en favor de nuestra salvación. Pues, primeramente, nos preparó el camino para subir al cielo, como lo dijo El mismo, en Jn 14,2: Voy a prepararos el lugar; y en Miq 2,13: Sube abriendo camino delante de ellos. Y, por ser El nuestra cabeza, es necesario que los miembros vayan adonde les ha precedido la cabeza; por lo que, en Jn 14,3, se dice: Para que donde estoy yo, estéis también vosotros. Y, en prueba de esto, llevó al cielo las almas de los santos, que había sacado del infierno, según aquellas palabras del Sal 67,19: Subiendo a lo alto, llevó cautiva a la misma cautividad, es a saber: porque a los que habían sido cautivos del diablo, los llevó consigo al cielo, como a lugar extranjero para la naturaleza humana, cautivados por una noble aprehensión, puesto que fueron ganados por medio de la victoria.
En segundo lugar, porque, así como en el Antiguo Testamento el pontífice entraba en el santuario para presentarse ante Dios en favor del pueblo, así también Cristo entró en el cielo para interceder por nosotros, como se dice en Heb 7,25. Pues su misma presencia con la naturaleza humana, que El llevó al cielo, es una cierta intercesión en nuestro favor, pues por el hecho de haber exaltado así Dios la naturaleza humana en Cristo, también se compadecerá de aquellos por los que el Hijo de Dios tomó la naturaleza humana.
Finalmente, para que, sentado en el trono del cielo como Dios y Señor, enviase a los hombres desde allí los dones divinos, conforme a aquel pasaje de Ef 4,10: Subió sobre todos los cielos para llenarlo todo, a saber, con sus dones, según comenta la Glosa. (Extraído de la Suma Teológica de Santo Tomas de Aquino III pars q 57 a 6 Corpus) 

martes, 7 de mayo de 2013

¡¡¡HABLEMOS CLARO!!!

 


“...Denuncia a mi pueblo sus maldades y a la casa de Jacob sus pecados…”
Isaías 58, 1
Noviazgo católico en crisis

Cuando se quiere edificar una casa, y que esta sea firme debe tener cimientos profundos y muy buenas vigas; esta comparación nos puede servir para el noviazgo, que debe ser una preparación para el matrimonio.
El noviazgo no es un matrimonio y como tal hay limites que respetar, que en la actualidad se ignoran.
1-Para entablar un noviazgo un hombre y una mujer, deben sentirse llamados por Dios a la vocación del matrimonio, solteros y con intención de casarse por la Iglesia.
2-El tiempo del noviazgo, esta reservado para conocerse (descubrir el temperamento, carácter, virtudes, defectos, gustos, contexto familiar del otro), entra en juego la inteligencia , la voluntad y los sentimientos. Conocerse con respeto y franquear el limite de la intimidad del otro; estar atento si se concuerdan las metas y los ideales y así garantizar un amor perseverante y verdadero.
3-Es una preparación para unir dos vidas, ese debe ser el resultado normal de todo noviazgo. Un joven, que pretenda a una joven, debe ser sano de alma y cuerpo; amante del trabajo, ahorrativo, generoso, virtuosos, practicar la religión, dominar su carácter, respetar, ser amable y responsable. Una joven que pretende ser prometida de un joven debe ser piadosa, es decir católica practicante, prudente, bondadosa, saber controlar su lengua y trabajadora.
4-No se deben quedar en las apariencias, porque la atracción física se deteriora, pero lo espiritual y moral, puede siempre hermosearse y fortalecerse.
5-Las relaciones sexuales no son juguete de diversión o una fuente para saciar mi sed de placer; es por eso que queda totalmente excluido, bajo pena de pecado mortal, y si los novios no están dispuestos a corregirse, el sacerdote no los puede absolver y tampoco se pueden acercar a comulgar. Quien se empecina en esta actitud, no solo corre el riesgo de encarar un mal matrimonio, sino pone en el peligro su propia alma  y la de aquel a quien dice que ama y si la muerte lo sorprende pueden condenarse eternamente.
6– Un noviazgo no es sinónimo de manoseos, besos apasionados, masturbación, pornografía, ropa provocativa y toda clases de libertades para hacer lo que yo quiero.
7-¿Qué frutos trae todo esto? Inestabilidad emocional, y parejas no estables ¿no es común que hoy una pareja se termine con la misma facilidad de como empezó?
8-El criterio errado de la actualidad, es no tener criterio, solo me guio por el sentimiento del momento, quiero gozar y no me interesa otra cosa.
9-Un padre o una madre que se dicen católicos, no pueden aprobar semejantes conductas, hijos que viven en pareja o que ocasionalmente mantengan relaciones.
10-Hoy en día los niños indefensos pagan la deuda de los vicios lujuriosos de sus padres biológicos inmaduros, irresponsables, egoístas y soberbios que afirman “ Yo soy mayor, hago lo que quiero” y luego los abuelos terminan siendo los padres sustitutos y ha veces hasta el extremo de pagar las cosas indispensables de los niños con su jubilación. Y esas criaturas sin el amor de los padres, sin hogar y sin contención; crecen en un ambiente artificial y corren el riesgo de que al ser mayores repitan la historia de sus pobres padres.
11-¿Dónde terminara esta película de terror? Tiene final libre depende de las decisiones que tomemos de manera personal, no desliguemos la culpa ¿Quiénes serán los causantes de tanta maldad y corrupción? ¿No somos cada uno de nosotros cuando tomamos malas decisiones? ¡Cuantos caprichos, comodidades, pecados, vicios, conciencia elástica  y cuantas justificaciones!
12-Decimos “ES MUY DIFICIL GUARDAR UNA CONDUCTA LA MAYORIA SE COMPORTA ASÍ, NO SE PUEDE”. Que cómoda y egoísta es esa respuesta y ¿Por qué no intentarlo?
13– Cristo te ofrece sus fuerzas, que es la gracia; te ofrece la santa Misa, la confesión, la Santa Comunión, la oración y su Santa Madre; evitemos las ocasiones peligrosas de pecar y decidámonos por el camino que es Jesucristo; lucha por tener una vida espiritual, pide la guía de un sacerdote, aconséjate y veras que podes cambiar: “Porque no hay nada imposible para Dios” (Lucas 1, 37). Confesemos humildemente nuestra debilidad e inclinación al mal y escuchemos al bondadoso Jesús que nos dice: “… Separados de mí no podéis hacer nada” (Juan 15, 5). Si quieres que la sociedad cambie, que tu familia cambie, empieza por ti, decídete a un cambio personal y profundo.  

viernes, 3 de mayo de 2013

Hallazgo de la Santa Cruz


  


   

"Nosotros debemos gloriarnos en la Cruz de Nuestro Señor Jesucristo..." (Gálatas 6, 14) 
La devoción a la Santa Cruz es una de las más antigua de la Iglesia.
El Breviario Romano nos cuenta que Santa Elena hizo escavar en Jerusalén el lugar donde debía estar la Cruz, fueron descubiertas tres cruces y para saber cual pertenecía a Nuestro Señor, Macario, Obispo de Jerusalén, dispuso que cada una de la cruces tocara una mujer gravemente enferma; y al contacto de la tercera cruz sano al instante.
Santa Elena mando edificar en alquel lugar una Iglesia, en la cual dejo una parte de la Cruz; la otra se la dio a su hijo Constantino, fue destinada a la Iglesia de la Santa Cruz de Jerusalén, edificada en Roma....
También es tradicional en San Luis, Argentina, celebrar para esta fecha el llamado Cristo de la Quebrada, que es una fiesta popular en la cual participan varios de los habitantes de Mendoza, Argentina. 

jueves, 2 de mayo de 2013

San Atanasio Obispo, Confesor y Doctor de la Iglesia


 

En Alejandría, el tránsito de San Atanasio, Obispo de la misma ciudad, Confesor y Doctor de la Iglesia, en santidad y doctrina celebérrimo; en cuya persecución se había conjurado caso todo el orbe. Él, sin embargo, defendió vigorosamente la fe católica desde tiempo de Constantino hasta Valente, contra Emperadores, Presidentes y un sinnúmero de Obispos Arrianos, de los cuales insidiosamente acosado, anduvo prófugo por todo el Orbe hasta no restarle en la tierra lugar seguro donde ocultarse. Finalmente, vuelto a la Iglesia, después de tantos trabajos y tantas coronas de paciencia, a los cuarenta y seis años de sacerdocio, imperando Valentiniano y Valente, paso al Señor. 

miércoles, 1 de mayo de 2013

Sancte Ioseph Opificis Sponsi Beate Mariae Virginis Confessoris (San Jose Artesano Esposo de la Bienaventurada Virgen Maria, Confesor)



Desde muchos años atrás el primero de Mayo era celebrado en el mundo obrero como fiesta profana del trabajo, con manifestaciones publicas y discursos las más de las veces de tono anárquico y revolucionario, sembradores de odios de clases y de terror. Deseando el Papa Pio XII poner un remedio cristiano a tamaño mal, convirtió la antigua fiesta litúrgica del Patrocinio universal de San José, de mediados de abril, en fiesta de San José Obrero, que fijó precisamente el 1 de Mayo, para dar a los trabajadores de toda clase, del brazo y de la inteligencia y de cualquier otra actividad humana, un protector celestial y un modelo perfecto, y para despertar en los hombres, en medio de las luchas angustiosas por la vida, sentimientos de resignación y de santa esperanza, que es lo que falta más en el mundo atormentado de hoy. De este modo la Iglesia confía, una vez más, a la acción de la Liturgia la doble misión providencial de transformar en cristiana y conciliadora una fiesta profana y antisocial, y de elevar el trabajo de todo orden a la noble categoría de servicio de Dios y de negocio para el cielo. Tal es, en efecto, la finalidad excelsa de la ley del trabajo, que todos, cada cual a su modo, debemos cumplir, como la cumplió el Artesano de Nazaret. 

Buscar este blog