lunes, 25 de febrero de 2013

Santo Bautismo

Renacieron por medio de las Aguas Bautismales los niños Lautaro Leonel Arangue y Prisila Micaela Terrazza.











domingo, 24 de febrero de 2013

II Domingo de Cuaresma


Santo Evangelio según San Mateo 17, 1-9
Se toma la Homilía del Libro de San Agustín, Obispo Contra la mentira.
Comentando el texto bíblico del Génesis 27, 1-10

Aquello que hizo Jacob movido por su madre, para engañar, al parecer, a su padre, si se considera debida y diligentemente, no fue una mentira sino un misterio. Y a la verdad, si aquello llamamos mentira, por el mismo motivo también todas las parábolas y figuras de que nos servimos para significar alguna cosa, las cuales no se han de tomar en sentido propio sino en sentido figurado, se deberían tener por mentiras, lo que ciertamente es muy falso. Ya que el que esto piense, podría dar el mismo nombre a los tropos y a muchas maneras de hablar, de tal suerte que la misma metáfora, esto es, la aplicación de una expresión propia a una significación no propia, podría por el mismo motivo llamarse también mentira.

Las palabras expresan lo que dan a entender; pueden a veces tomarse por mentiras por que no entendiéndolas en su verdadero significado se cree que anuncian cosas falsas. Para que esto se entienda mejor por medio de ejemplos, examinemos la acción misma de Jacob. No hay duda de que cubrió sus miembros con pieles de cabrito. Si inquirimos la causa próxima, tendremos esto por mentira, pues hizo esto aparecer lo que no era. Mas si lo referimos a aquello para cuya significación fue verdaderamente hecho, hallaremos que por las pieles de cabritos son significados los pecados, y por aquel que se cubrió con ellas, se designa no el que llevó los propios pecados, sino los ajenos.

Tomada, pues, esta acción en su verdadero significado, de ningún modo se puede llamar mentira. Y lo que decimos de la acción podemos decirlo de las palabras. En efecto, cuando Isaac pregunto a Jacob: ¿Quién eres tú, hijo? El respondió: Yo soy Esaú tu primogénito. Si esto se aplica a aquellos dos hermanos gemelos, parecerá mentira; más si se aplica a aquellos para cuya significación estas cosas fueron dichas y realizadas, debemos reconocer aquí, presente en su cuerpo, que es la Iglesia, a aquel que dijo, aludiendo a esta historia: “Cuando vieres a Abrahán e Isaac y Jacob y a todos los Profetas en el reino de Dios, y que a vosotros se os arroja fuera, vendrán de Oriente y Occidente, del Aquillón y del Austro, y se sentarán en el reino de Dios”. Y : “He aquí que son los últimos los que eran los primeros, y son primeros los que eran últimos”. Obrando de esta manera, el hermano menor quitó en cierta manera la primogenitura al mayor, y se apropió los derechos de su hermano.

domingo, 17 de febrero de 2013

Y...esto ¿es el año de la Fe?...Mas abusos modernistas que se hacen pasar por Católicos


I Domingo de Cuaresma



Santo Evangelio según San Mateo 4, 1-11
Homilía de San León, Papa.

 Habiéndonos de predicar, carísimos, el sacratísimo y máximo ayuno, ¿qué exordio más apropiado que el que me proporcionan las palabras del Apóstol, por cuya boca hablan del mismo Jesucristo, repitiendo lo que se os ha leído: “He aquí el tiempo aceptable he aquí los días de salud”. Si bien es cierto que no existe tiempo alguno que no este lleno de mercedes divinas, y que siempre la gracia de Dios nos facilita el acceso a su misericordia, con todo ahora, en que el recuerdo de aquel día en que fuimos redimidos nos invita, es conveniente que nuestras almas sean estimuladas a espiritual aprovechamiento y confianza. Así celebremos el más excelente de los misterios, el de la pasión del Señor, con pureza de alma y de cuerpo.

Ya la verdad tan grande misterio merecería de nuestra parte testimonio de incesante devoción y continua reverencia, y deberíamos permanecer siempre de tal suerte en la presencia de Dios cual conviene que nos hallemos en las festividad de Pascua. Mas, siendo esta fortaleza patrimonio de pocos, mientras que, por una parte, la observancia más austera se afloja a causa de la flaqueza de la carne, y por otra, debido a la diversidad de ocupaciones de la presente vida, se enerva nuestra solicitud, sucede necesariamente que el polvo mundano mancha incluso a las almas religiosas. Ha sido, pues, utilísima para nuestra salvación esta institución divina que, por medio de los ejercicios de cuarenta días, nos ayuda a recobrar la pureza de nuestras almas, reparando por medio de obras piadosas y castos ayunos las faltas de los restante del año.

Al entrar, carísimos hermanos, instituidos santamente para purificar las lamas de los cuerpos, procuremos obedecer los preceptos del  Apóstol, preservándonos de cuanto pueda manchar la carne y el espíritu, a fin de que refrenadas las luchas existentes entre ambos elementos, el alma, que por voluntad de Dios debe gobernar el cuerpo, consiga la dignidad de su dominación. De suerte que no dando a nadie motivo de ofensa, nos libremos de ser objeto de los vituperios de las calumniadores. Y a la verdad, seríamos justamente reprendidos por los infieles, y por nuestras perversas acciones las lenguas impías se armarían contra la religión, si las costumbres de los que ayunan estuvieran en pugna con la pureza de la perfecta continencia. Pues la perfección del ayuno no consiste solamente en la abstinencia del manjar. No se priva fructuosamente al cuerpo del manjar, si el alma no se aparta de las obras malas.


miércoles, 13 de febrero de 2013

Miércoles de Ceniza


Es una doctrina tradicional de la espiritualidad cristiana que el arrepentimiento, el alejarse del pecado y volverse a Dios, incluye alguna forma de penitencia, sin la cual al cristiano le es difícil permanecer en el camino angosto y ser salvado (Jer 18:11, 25:5; Ez 18:30, 33:11-15; Jl 2:12; Mt 3:2; Mt 4:17; He 2:38 ). Cristo mismo dijo a sus discípulos que ayunaran una vez que Él partiera (Lc. 5:35 ). La ley general de la penitencia, por lo tanto, es parte de la ley de Dios para el hombre.
La Iglesia ha especificado días obligatorios de ayuno y abstinencia de carne, para asegurarse que los católicos, de alguna manera realicen, penitencia como lo requiere la ley divina, y a la vez hacerles más fácil el cumplir con esta obligación.
El ayuno obliga a los que han cumplido 21 años; están dispensados, los que hacen trabajos pesados, los faltos de salud, los pobres que viven de limosna y los que han cumplido 60 años.

La ley de abstinencia, debe ser observada por todos, desde la edad de siete años. Los días de abstinencia, no se pueden comer ningún tipo de carnes (vaca, cerdo, aves), ni alimentos derivados de las mismas, por ejemplo, sopas, fiambres, etc.
No hay obligación de hacer ayuno y abstinencia si caen en días de fiestas de guardar, aún si es viernes (esto fuera del tiempo de cuaresma).






martes, 12 de febrero de 2013

Desde el Monasterio Nuestra Señora de Guadalupe


En la Festividad de Nuestra Señora de Lourdes, el pasado 11 de Febrero de 2013, Su Excelencia Monseñor Andrés Morello, entrego el habito a Saúl Franco Martin y Raúl Alfredo Sotelo Contreras. Rogamos a Dios por este pequeño ejercito que desde el Sur de nuestra Argentina, predican la verdad, y son como un oasis en medio de tanto modernismo. 













lunes, 11 de febrero de 2013

Fiesta de Nuestra Santa Patrona, Virgen Santísima de Lourdes


El 11 de febrero de 1858, Bernadette, una niña de catorce años, recogía leña en Massbielle, en las afueras de Lourdes, cuando acercándose a una gruta, una de viento la sorprendió y vio una nube dorada y a una Señora vestida de blanco, con sus pies descalzos cubiertos por dos rosas doradas, que parecían apoyarse sobre las ramas de un rosal, en su cintura tenía una ancha cinta azul, sus manos juntas estaban en posición de oración y llevaba un rosario.

Bernadette al principio se asusto, pero luego comenzó a rezar el rosario que siempre
llevaba consigo, al mismo tiempo que la niña, la Señora pasaba las cuentas del suyo entre sus dedos, al finalizar, la Virgen María retrocedió hacia la Gruta y desapareció. Estas apariciones se repitieron 18 veces, hasta el día 16 de julio.

El 18 de febrero en la tercera aparición la Virgen le dijo a Bernadette: "Ven aquí durante quince días seguidos". La niña le prometió hacerlo y la Señora le expresó "Yo te prometo que serás muy feliz, no en este mundo, sino en el otro".

La noticia de las apariciones se corrió por toda la comarca, y muchos
acudían a la gruta creyendo en el suceso, otros se burlaban.
En la novena aparición, el 25 de febrero, la Señora mando a Santa Bernadette a beber y lavarse los pies en el agua de una fuente, señalándole el fondo de la gruta. La niña no la encontró, pero obedeció la solicitud de la Virgen, y escarbó en el suelo, produciéndose el primer brote del milagroso manantial de Lourdes.

En las apariciones, la Señora exhortó a la niña a rogar por los pecadores, manifestó el deseo de que en el lugar sea erigida una capilla y mando a Bernadette a besar
la tierra, como acto de penitencia para ella y para otros, el pueblo presente en el lugar también la imito y hasta el día de hoy, esta práctica continúa.

El 25 de marzo, a pedido del párroco del lugar, la niña pregunta a la Señora ¿Quien eres?, y ella le responde: "Yo soy la Inmaculada Concepción".

Luego Bernadette fue a contarle al sacerdote, y él quedo asombrado, pues era casi imposible que una jovencita analfabeta pudiese saber sobre el dogma de la Inmaculada Concepción, declarado por el Papa Pío IX en 1854.
En la aparición del día 5 de abril, la
niña permanece en éxtasis, sin quemarse por la vela que se consume entre sus manos.

El 16 de julio de 1858, la Virgen María aparece por última vez y se despide de Bernadette.

En el lugar se comenzó a construirse un Santuario, el Papa Pío IX le dio el titulo de Basílica en 1874. Las apariciones fueron declaradas auténticas el 18 de Enero 1862.
Lourdes es uno de los lugares de mayor peregrinaje en el mundo, millones de personas acuden cada año y muchísimos enfermos han sido sanados en sus aguas milagrosas. La fiesta de Nuestra Señora de Lourdes se celebra el
día de su primera aparición, el 11 de febrero. 
El mensaje de la Virgen
El Mensaje que la Santísima Virgen dio en Lourdes, Francia, en 1858, puede resumirse en los siguientes puntos:
1-Es un agradecimiento del cielo por la definición del dogma de la Inmaculada Concepción, que se había declarado cuatro años antes (1854), al mismo tiempo que así se presenta Ella misma como Madre y modelo de pureza para el mundo que está necesitado de esta virtud.
2-Es una exaltación a la virtudes de la pobreza y humildad aceptadas cristianamente, al escoger a Bernardita como instrumento de su mensaje.
3-Un mensaje importantísimo en Lourdes es el de la Cruz. La Santísima Virgen
le repite que lo importante es ser feliz en la otra vida, aunque para ello sea preciso aceptar la cruz.
4-Importancia de la oración, del rosario, de la penitencia y humildad (besando el suelo como señal de ello); también, un mensaje de misericordia infinita para los pecadores y del cuidado de los enfermos.
































domingo, 10 de febrero de 2013

Domingo de Quincuagésima


Santo Evangelio según San Lucas 18, 31-43
Homilía de San Gregorio, Papa.

Nuestro Divino Redentor previniendo que los ánimos de sus discípulos se habían de perturbar a causa de su Pasión, mucho antes de que estas sucediese, les dio noticia de ella y de su Resurrección, a fin de que viéndole morir, como El se lo había dicho, estuviesen ciertos de que también había  de resucitar. Mas sabiendo el Señor que los discípulos, como carnales que eran, no podían comprender las palabras de este misterio, quiso realizar en su presencia un milagro, y así, dio vista aun ciego, para que mediante esta sobras maravillosas se afirmaran más y más la fe de aquellos que no comprendían las palabras del misterio celestial. 

Mas los milagros de nuestro Señor y Salvador, han de ser admitidos, hermanos carísimos, de manera que creamos en verdad que se realizaron, entendiendo, además que con su significación quieran indicarnos algún misterio. Sus obras, por una parte manifiestan su poder y por otra nos revelan algún misterio. Y, a la verdad, quien fue históricamente aquel ciego lo ignoramos, y con todo sabemos lo que designa alegóricamente. El ciego representa el genero humano, el que arrojado de los goces del paraíso en los primeros padres, y viéndose privados de la claridad de la luz celestial, sufren las tinieblas de su condenación. Con todo, es iluminado con la presencia de su Redentor, de manera que movido con el deseo vea los goces de la luz interna, y de esta suerte dirija sus pasos por el camino de una vida santificada por las buenas obras.

Debemos observar haber sido iluminado el ciego al acercarse a Jesús a Jericó, el ciego recobra la vista, lo cual tubo lugar para darnos a entender que cuando Dios unió así mismos la flaqueza de nuestra humanidad, el generó humano cobro la vista que había perdido. Y ciertamente, humillándose Dios con los sufrimientos del hombre, este fue elevado al goce de los bienes divinos. Y se describe acertadamente aquel ciego, sentado junto al camino, mendigando; ya que la misma verdad dice: “Yo soy el camino”. 

miércoles, 6 de febrero de 2013

San Blas, Obispo y Mártir


Oh glorioso San Blas, que con vuestro martirio habéis dejado a la Iglesia un ilustre testimonio de la fe, alcanzadnos la gracia de conservar este divino don, y de defender sin respetos humanos, de palabra y con las obras, la verdad de la misma fe, hoy tan combatida y ultrajada.

Vos que milagrosamente salvasteis a un niño que iba a morir desgraciadamente del mal de garganta, concedednos vuestro poderoso patrocinio en semejantes enfermedades; y sobre todo obtenedme la gracia de la mortificación cristiana, guardando fielmente los preceptos de la Iglesia, que tanto nos preservan de ofender a Dios. Amén 








Domingo de Sexagésima


Santo Evangelio según San Lucas 8, 4-15
Homilía de San Gregorio, Papa.

La lección del Santo Evangelio que habéis oído, no necesita de exposición alguna, sino mas bien de admonición. Pues la humana flaqueza no debe presumir, explicar lo que Verdad por si misma expuso. Pero en esta misma exposición hecha por el Señor encontramos algunas cosas que las debemos considerar atentamente. A la verdad que si nosotros os dijésemos que la semilla significa la palabra, el campo el mundo, las aves los demonios, y las espinas las riquezas quizá vuestra mente vacilaría en darnos crédito. Por eso el mismo Señor se dignó por sí mismo exponer lo que decía, para que supierais inquirir el significado de las cosas, en aquellas que por si mismo no quiso explicar.

Exponiendo, pues, lo que había dicho, manifestó que hablaba figuradamente, y con ello también quiso moveros a darnos crédito cuando nosotros os descubrimos el sentido figurado de sus palabras. Pues a la verdad, ¿Quién a mi jamás me creería, si quisiera interpretar por espinas a las riquezas, y tanto mas cuanto aquellas punzan y estas deleitan?

Y con todo son espinas, por que con la punzadas de sus cuidados destrozan el alma, y al inducir al pecado, como hiriendo ensangrientan. Por lo cual, en este mismo lugar, según el testimonio de otro evangelista, el Señor no las llamo tan sólo riquezas, sino falsas riquezas.

Son mentirosas, porque no pueden permanecer por mucho tiempo con nosotros, son mentirosas, por que no satisfacen la indigencia de nuestra alma. Solamente son verdaderas riquezas las que nos enriquecen con las virtudes. De consiguiente, hermanos carísimos si deseáis ser ricos, amad las verdaderas riquezas. Si deseáis los mas elevados honores, procurad el reino celeste. Si amáis las glorias de las dignidades, apresuraos para ser inscritos en la suprema asamblea de los Ángeles. Las palabras del Señor, que percibís con los oídos, retenedlas en la mente. Pues el alimento del alma es la palabra de Dios. Si no permanece en nuestra memoria, cuando la hemos escuchado es como el alimento que el estomago enfermo rechaza. Y vosotros sabéis muy bien que se desconfía de la vida de cuantos no retienen el alimento.

La Candelaria o Fiesta de la Purificación de la Santísima Virgen María


Esta fiesta, que cierra las solemnidades de la Encarnaciónconmemora la Presentación del Señor, el encuentro con Simeón y Ana(encuentro del Señor con su pueblo) y la purificación ritual de la Virgen María.
Presentación: Cuarenta días después del nacimiento de Jesús,  María y José llevaron al Niño al Templo, a fin de presentarlo al Señor, según la ley de Moisés (Cf. Ex 13, 11-13).
Lucas 2,22-38Cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos, según la Ley de Moisés, llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarle al Señor, como está escrito en la Ley del Señor: "Todo varón primogénito será consagrado al Señor" y para ofrecer en sacrificio "un par de tórtolas o dos pichones", conforme a lo que se dice en la Ley del Señor. Y he aquí que había en Jerusalén un hombre llamado Simeón; este hombre era justo y piadoso, y esperaba la consolación de Israel; y estaba en él el Espíritu Santo. Le había sido revelado por el Espíritu Santo que no vería la muerte antes de haber visto al Cristo del Señor. Movido por el Espíritu, vino al Templo; y cuando los padres introdujeron al niño Jesús, para cumplir lo que la Ley prescribía sobre él, le tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo:
«Ahora, Señor, puedes, según tu palabra, dejar que tu siervo se vaya en paz; porque han visto mis ojos tu salvación, la que has preparado a la vista de todos los pueblos, luz para iluminar a los gentiles y gloria de tu pueblo Israel.»
Su padre y su madre estaban admirados de lo que se decía de él. Simeón les bendijo y dijo a María, su madre: «Este está puesto para caída y elevación de muchos en Israel, y para ser señal de contradicción - ¡y a ti misma una espada te atravesará el alma! - a fin de que queden al descubierto las intenciones de muchos corazones.»

Había también una profetisa, Ana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, de edad avanzada; después de casarse había vivido siete años con su marido, y permaneció viuda hasta los ochenta y cuatro años; no se apartaba del Templo, sirviendo a Dios noche y día en ayunos y oraciones. Como se presentase en aquella misma hora, alababa a Dios y hablaba del niño a todos los que esperaban la redención de
Jerusalén.
Simeón, al ver a María y a José con el Niño Jesús, conoció por una revelación divina que era  Cristo. Tomó entonces al Niño en sus brazos y bendijo a Dios y exclamó:
Ahora puedes dejar morir en paz, Señor, a tu siervo, porque han visto mis ojos a tu Salvador, luz para las naciones y gloria de Israel.
  María y José admiraban sus palabras.
Y vuelto a María le anunció: Este ha sido puesto para ruina y para resurrección de muchos; y como una señal de contradicción; y una espada atravesará tu alma.
Purificación de María: Como era costumbre, María, su madre, se sometió a la vez al rito de la purificación (Cf. Lev. 12, 6-8).
Procesión con las candelas, "Candelaria" luz para iluminar a los gentiles y gloria de tu pueblo Israel" (Lc 2,32). La procesión con velas nos recuerda que La Virgen da luz a Jesucristo, Luz del Mundo, quien se manifiesta a su pueblo por medio de Simeón y Ana.
No se sabe con certeza cuando se iniciaron las procesiones en relación a esta fiesta, pero en el siglo X ya se celebraban con solemnidad. Después de la procesión los cirios se llevan a las casas para encenderse cuando hubiese necesidad de oración especial.










Buscar este blog