jueves, 29 de diciembre de 2011

Saludo Navideño de Monseñor Andrés Morello

Compañía de Jesús y de María
Monasterio Nuestra Sra. de Guadalupe


Saludos y Deseos Navideños
La Religión Católica tiene un solo sentido, queremos decir una sola razón de ser: La Gloria de Dios y la Salvación de los hombres. Salvarnos, lo que más quiso Jesucristo para nosotros, fue su único interés en lo que a nosotros concernía. El Pesebre y el Calvario quieren lo mismo: Que los hombres nos salvemos.

       Curiosamente es lo menos que quieren el mundo y sus hombres llevados por sus pasiones y sus intereses mezquinos, todos tienen finca, casa, mujer o bueyes de que ocuparse y a nadie le queda tiempo para Dios.

         Más aún, a veces entre los mismos Católicos Tradicionalistas la religión es sólo algo de la vida.

         La Religión debe vivirse bajo la mirada de un Dios que ve, de un Dios que oye y que juzgará un día lo que dijimos, hicimos y quisimos; de nada sirve que nuestra religiosidad sea sólo visible o social y nó sincera, profunda y verdadera.

         Sirvamos a Dios que merece ser servido. Amémosle con un amor leal, real y convencido. Que su mirada divina y soberana encuentre en nosotros correspondencia a tanto amor que nos tuvo y que nos tiene.  ¡Santa Navidad!




                                  Patagonia Argentina.

                                                          Navidad del 2011.


                                                                  + Mons. Andrés Morello.

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Misión "María Auxiliadora", Santo Bautismo

Durante la visita a la Misión "María Auxiliadora", se realizaron 14 bautismos de algunos niños y jóvenes del lugar. Agradecemos nuevamente la colaboración de nuestros fieles en tamaña empresa divina.










































martes, 27 de diciembre de 2011

Santa Misión "María Auxiliadora", en el Matadero, Rivadavia

En la festividad de San Esteban, dimos comienzo a una Misión interurbana; donde fuimos solicitados para administrar los Sacramentos y celebrar la Santa Misa, se vio la necesidad de realizar un apostolado continuo para adoctrinar aquellas personas que hasta ahora no han tenido contacto directo con los misterios de la fe católica.
Agradecemos a las familias Córdoba, Rivarola, Nueñez,a las señoras Gladys, Perla, Elizabeth, Nacy y Francisca, que de una manera desinteresada y bajo las inclemencias del tiempo nos ayudaron a que esta tarea apostólica sea una realidad con el deseo que se acrecienten las filas de la Iglesia de Cristo.




























 

Buscar este blog