jueves, 30 de diciembre de 2010

Adoremos a Jesucristo nuestro Dios y Salvador

“In nómine Iesu omne genuflectátur…”(Filipenses 2,10)
Al nombre de Jesús todos doblen la rodilla.
Debemos someternos a Jesucristo, con nuestra inteligencia y con nuestra voluntad, con nuestros sentidos internos (la memoria y la imaginación) y con nuestros sentidos externos (la vista, el oído, el gusto, el tacto y el olfato).
Todo nuestro ser, con nuestras decisiones debe estar sometido a Cristo, de manera libre y perseverante.
¡Que distinta es la situación que hoy vivimos! Tanto el hombre de manera personal, como familiar y socialmente se ha revelado contra Jesucristo.


“¿Por qué se amotinan las gentes,
 Y las naciones traman vanos proyectos?
Se han levantado los reyes de la tierra,
Y a una confabulan los príncipes,
Contra el Señor y contra su Cristo.”(Salmo 2,1-2)

Hoy se niega que existe la ley natural, la ley de Dios. De lo mismo afirman la verdad o la mentira, obrar el bien o el mal, solo se busca la comodidad, el placer, hacer mis caprichos y a esto se lo denomina “libertad” ; ¿Puede haber libertad sin someterse el hombre a su Creador?; ¿Puede haber libertad, sin reconocer la necesidad de ser salvos por Jesucristo, Dios hecho hombre?; ¿Puede haber libertad, cuando se ignora, se desprecia el Santo Sacrificio de la Misa, el Bautismo, la Confesión, en una palabra la gracia y los sacramentos como instrumentos de Cristo para aplicarnos la Redención?

Comenzamos un nuevo año civil, y nos recuerda que el tiempo nos es dado como algo precioso para usarlo correctamente y así entrar en la Eternidad.
Si Dios hoy nos llama a su juicio ¿A qué eternidad pasarías? ¿A una eternidad bienaventurada, el cielo o a una eternidad de fuegos, el Infierno?
¿Qué es el tiempo? Sino un minuto entre dos eternidades.

El dueño del tiempo, el Dios eterno, se ha hecho hombre y humildemente se somete al Rito de la Circuncisión, dado por el Señor a Moisés en la antigua ley.
“...Habiéndose cumplido los ocho días para su circuncisión, le pusieron  por nombre Jesús” (San Lucas 1,21)
 Su sangre derramada en este rito mosaico, era suficiente para salvarnos y sin embargo. “se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de Cruz” (Filipenses 2,8)

Aquel a quien por designio del Altísimo,…”le pondrá por nombre Jesús”(San Lucas 1.31), le dijo al Arcángel San Gabriel a la Santísima Virgen María “...el nombre que es sobre todo nombre…”(Filipenses 2,9). “Pues debajo del cielo no hay otro nombre dado a los hombres, por medio del cual podamos salvarnos (Hechos de los Apóstoles 4,12). Hoy estas verdades fundamentales, se niegan aún por aquellos que a veces se dan el nombre de Católicos, Cristianos….
Decidámonos a ser Católicos cien por cien, que siguen a Jesucristo no sólo en la Iglesia, sino también en las decisiones que tómanos, decidamos con la mentalidad de Cristo, con la mentalidad de su Iglesia.

¡FELIZ AÑO NUEVO!

Consagración de Esclavitud Mariana

El 24 de Diciembre de 2010, la señorita Romina Córdoba, después de haberse debidamente preparado, realizó su consagración de esclavitud mariana, entregando todo a nuestra Madre para que sea su protectora y guía en esta vida.

Algunas fotos de la consagración.



Misa de Gallo 2010

“…La Iglesia católica tiene la costumbre inmemorial de celebrar la Santa Misa de Noche Buena a las 24:00hs., que se denomina también Misa de Gallo, por ser la costumbre anterior de celebrarla a primer canto del gallo…el sentido es Adorar al Niño Dios, que nace en Belén, ciudad de David, nuestro Salvador y Redentor…
Jesús, es el hijo Dios quiere nacer en nuestro corazones, en nuestro interior, para cristificarnos (hacer de nosotros otros Cristos) a través de la gracia santificante…cuantos dirán ¡Feliz Navidad! Sin saber que están manifestando…cada día debe ser navidad para un cristiano porque cada día nace Jesucristo en nuestras almas, manifestándose en el obrar de la gracia en nosotros dando frutos de buenas acciones conforme a los mandamientos divinos.
Que la Virgen, Madre de Dios haga nacer a Cristo en cada uno de nosotros para vivir como templo vivientes del Señor. ¡Feliz Navidad!
Cronica en fotos de la Santa Misa de Gallo y cena.













CO

jueves, 23 de diciembre de 2010

“El Misterio de la Navidad descubre el amor de Dios”

“Hoy os ha nacido en la ciudad de David (Belén) un Salvador que es Cristo el Señor” (San Lucas 2,11)

Cuando el 24 de diciembre a media noche decimos ¡Felíz Navidad! ¿Qué significa?
La palabra “Navidad”, vine de “natividad” y significa “nacimiento”. Podríamos expresar el saludo de navidad de la siguiente manera:  ¡Felíz nacimiento del Hijo de Dios, hecho Hombre, Jesucristo! Cristo, es Dios Hijo, la Segunda Persona de la Santísima Trinidad; el cual tiene el mismo poder que Dios Padre y Dios Espíritu Santo. Tres Personas Divinas y un sólo Dios verdadero.
En Jesucristo Dios, se ha hecho hombre, formado por obra y gracia del Espíritu Santo, carne purísima de la Siempre Virgen María, la cual por designio divino se convirtió en “Madre de Dios”. “He aquí la Virgen que concebirá y dará a luz un Hijo, y le pondrá por nombre Emanuel (Dios con nosotros)” (Isaías 7,14).
“...el Santo que nacerá será llamado Hijo de Dios” (San Lucas 1,35).
Santa Isabel, la prima de la Virgen María la llama inspirada por el Espíritu Santo…”Madre de mi Señor”…(San Lucas 1,43).
Jesucristo es el “Salvador, Redentor” osea el que con su sangre y sufrimientos voluntarios (En su amarga Pasión y muerte en Cruz) pagará por nuestros pecados para que tengamos la vida de la gracia (la vida de Dios en el alma).
La salvación realizada por Cristo se prolonga hoy 2010 en la renovación del Sacrificio de la Cruz en cada Santa Misa, a través de los 7 Sacramentos, especialmente en la Sagrada Eucaristía, donde Cristo está con su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad.
En la Confesión o Penitencia, donde nos perdona los pecados cometidos después del Bautismo.
El Bautismo  que abre la puerta a la vida de hijos de Dios en Cristo y nos incorpora a la Iglesia de Cristo, la Iglesia Católica, Apostólica, Romana.
La Confirmación, que nos da el Espíritu Santo, con sus 7 dones y nos fortalece, reafirma la fe recibida en el Bautismo.
La Extremaunción,  que fortalece a los enfermos de cierta gravedad para que unan sus sufrimientos a Jesucristo y de la salud del Cuerpo, si conviene a la salud del alama.
El Orden Sagrado: que da Sacerdotes, especialmente para celebrar la Santa Misa, administrar los sacramentos, y predicar la doctrina de Cristo, la doctrina de la Iglesia Católica.
Los sacramentos unidos a la oración personal y a la practica de las buenas obras, en un clima de formación religiosa, es decir ser católicos que conocen y dan argumentos de lo que creen, salidos  de la ignorancia .
Seamos católicos, conciente en nuestras vidas personales que Jesucristo es el Salvador, el Redentor; ¿El esta presente en mis decisiones, en mi forma de pensar y de actuar?

¡¡¡FELIZ NAVIDAD DEL SEÑOR!!!
 

Aprobacion de Nuestra Sociedad Clerical


Sociedad Clerical Misioneros del Santísimo Rosario

Naturaleza y fin de Nuestra Sociedad

La Sociedad Clerical Misioneros del Santísimo Rosario es una comunidad de varones, en la cual los asociados imitan la manera de vivir de los religiosos practicando la vida común bajo el régimen de los Superiores, según las Constituciones aprobadas pero sin estar ligados por los tres votos públicos acostumbrados (Código de Derecho Canónico del año 1917, Canon 673), y que buscando ante todo la Gloria, el Honor de Dios y la Santificación de sus miembros, contribuyen como instrumentos de la gracia a la salvación de las almas rescatadas por Cristo. Las cuales solo pueden encontrar su salvación en la Iglesia, Sociedad Sobrenatural y Jerárquica, para ser conducidas a buen puerto por legítimos pastores (Canon 488), a saber: el Romano Pontífice, Sucesor de Pedro y de los Obispos que profesan la Fe Católica (Canon 488 inc. 2). (Tomado de nuestros Estatutos Punto 1).

Teniendo como eje "la devoción a la Santísima Virgen María según las Espiritualidad de San Luis María Grignion de Montfort" y apoyados en el rezo y contemplación de los Misterios  del Santo Rosario...(Tomado de nuestros Estatutos Punto 3).

Los Patrones de Nuestra Sociedad son los siguientes:

Patrona: la Santísima Virgen  bajo el título de Nuestra Señora del Rosario de Pompeya.

Copatrones: el Gloriosa Patriarca San José y San Luis María Grignion de Montfort.
(Tomada de nuestros  Estatutos Punto 18)



Santa Misa en la Capilla de Nuestra Sociedad

Adoración al Santísimo Sacramento del Altar

Misa en Honor de la Inmaculada en Sábado

Misa Cantada en Honor  de la Inmaculada Concepción

Misa de Confirmaciones 2010. Monseñor Andrés Morello y el Novicio José


1° Toma de Habito de los Misioneros del Santísimo Rosario, en El Bolsón, Río Negro 2010



Ser Católico, Apostólico, Romano es ser tradicionalista
 (es decir transmisores (tradicionalista) no inventores (modernistas) de la Iglesia de Cristo, religión sobrenatural, que el hombre no puede cambiar, sin riesgo de crear una nueva religión, esto es lo que hoy está pasando, tantos cambios…)
Afirmamos y destacamos el término tradicionalista, para resaltar algo imprescindible que nos hace Católicos, si renunciáramos dejaríamos de serlo para convertirnos en modernistas.
La palabra tradición, significa transmitir, no hablamos de tradiciones meramente humanas o simplemente eclesiásticas o piadosas; hablamos  del depósito de la fe contenido en el Sagrada Escritura (Biblia) y en la Sagrada Tradición, ambas pertenecen a lo Revelado por el mismo Dios y que Jesucristo, Dios hecho hombre depositó en su Iglesia y confió a la Jerarquía es decir  al Papa y a los Obispos para transmitir, sin inventar, ni cambiar nada en absoluto;  así lo afirma el Santo Padre Pio IX  en el Concilio Vaticano (I) 1869-1870 Denzinger 1836  “…pues no fue prometido a los sucesores de Pedro el Espíritu Santo para que por revelación suya manifestaran una nueva doctrina (cuerpo de enseñanza), sino para que, con su asistencia, santamente  custodiaran y fielmente expusieran la revelación transmitida por los Apóstoles, es decir, el depósito de la fe.”
También lo dijo el Papa San Pio X en el juramento contra los errores modernistas (1910 Denzinger 2147), “…mantengo firmísimamente la fe de los Padres y la mantendré….sobre el camino cierto de la verdad, que está, estuvo y estará siempre en la sucesión del episcopado desde los Apóstoles; no para que se mantenga lo que mejor y más apto pueda parecer conforme a la cultura de cada edad, sino para que nunca se crea  de otro modo, nunca de otro modo se entienda la verdad absoluta e inmutable (que no cambia) predicada desde el principio por los Apóstoles…”


Buscar este blog